Compartir

 

 

Entrevista por ABP-Noticias al Euro-diputado español Javier Couso, quien en 2014 resultó electo con el partido Izquierda Unida (lista Izquierda Plural), y que hoy nuevamente se presenta como candidato al Parlamento Europeo con el movimiento Izquierda en positivo – Revolución ciudadana, parte de la lista internacional DIEM25.

 

Estamos en vísperas de dos citas electorales, por un lado las elecciones al Parlamento Europeo, y por otro las elecciones municipales y autonómicas en España. Usted como candidato al Parlamento Europeo por el movimiento Izquierda en positivo – Revolución ciudadana, qué espera de esta participación electoral?

 

Nosotros lanzamos una candidatura independiente, después de mi paso por el Parlamento Europeo en esta última legislatura en la cual trabajé mucho el tema internacional y la defensa de la soberanía de los pueblos, así como otras relaciones entre la vecindad europea contrarias a esta Unión Europea neoliberal. Surgió la posibilidad de lanzarnos en una lista que es inédita en mi país porque en los cinco primeros puestos lleva cuatro migrantes. De hecho la segunda candidata nuestra es una joven mujer de 24 años ecuatoriana ligada a Revolución Ciudadana. Qué esperamos? Lo tenemos complicado pero somos muy optimistas, porque el voto migrantre nunca se ha movilizado, de hecho no vota prácticamente en las elecciones, entonces por lo menos esperamos lograr uno o dos candidatos. Estamos muy satisfechos con la campaña como se está desarrollando, a pesar de ser una fuerza pequeña.

 

Y en relación con el panorama pos electoral en España qué se espera? Los resultados de las elecciones municipales y autonómicas van a ratificar los de la elecciones generales?

 

Esperamos que siga por lo menos el parón que le hemos dado la ciudadanía española a los proyectos racistas de VOX de extrema derecha, y también a una derecha que se ha extremado cada día más. Eso nos gustaría porque nosotros siempre hemos pertenecido al ámbito de lo que está a la izquierda del partido socialista, el cual siempre ha optado por desgracia por una vía también muy ligada al neoliberalismo. Entonces esperamos que la izquierda a la izquierda del PSOE tenga representación para obligar al PSOE a que tome verdaderas políticas de izquierda.

 

Usted mencionó que el voto migrante no se moviliza, qué explicaciones le da usted a este fenómeno?

 

No hay una acercamiento real por parte de la izquierda a los migrantes hasta el día hoy. Siempre se trata como de apadrinarlos y decirles: “yo te represento, cuéntame tus problemas”. Nosotros entendemos que no. Las personas que están viviendo con nosotros que además tienen doble nacionalidad y pueden ejercer su derecho al voto tienen que ser ellos mismos, y ellas mismas, los representantes de su comunidad, que a pesar de estar integrada en España, también tiene unas características propias. A parte nosotros exigimos, y lo llevaremos a Europa y también a España, que el derecho a voto no esté ligado a la nacionalidad, sino a la residencia. Porque entendemos que una persona reside aquí, que paga impuestos, tiene que tener también la capacidad, de poder participar en la política activa.

 

Cómo se relacionan ustedes con la lista del DIEM25 (Democracy in Europe Movement 2025), de quien Yanis Varoufakis es candidato en Alemania? Por qué la decisión de participar en el marco de ésta?

 

Nosotros hemos suscrito el manifiesto que lanzó DIEM25. En España dos partidos lo han suscrito. Va dirigido a lo que se llamó esa democratización de la Unión Europea. Porque entendemos que antes de decir el “no” definitivo a la Unión Europea tiene que haber un proceso de democratización e ir hacia un proceso constituyente. Es decir, los tratados han dado mucha pobreza y sufrimiento a los pueblos que conforman Europa. Hay un centro, claramente, que tiene un superávit en la balanza de pagos, que se ha industrializado. En cambio las periferias como es España, los países de sur, pues estamos con deuda, desindustrializados, con pobreza, y vamos camino al subdesarrollo prácticamente. Varoufakis es una persona que ha demostrado su integridad y que ha dimitido cuando no ha podido llevar a cabo las políticas que le demandaba su pueblo en un referéndum. Por lo tanto es una persona con la que podemos tener alguna diferencia en líneas generales, pero pensamos que su propuesta es acertada, y por eso pensábamos que era interesante ir en coalición con ellos.

 

Desde algunos sectores de izquierda hay una visión crítica de la Unión Europea y el Parlamento Europeo, pero qué se puede hacer desde las fuerzas progresistas en el marco de éstos?

 

Bueno, está mal para decidir, porque la aritmética parlamentaria es la que hay. Por desgracia la izquierda abandonó mucho una crítica constructiva y real y con alternativas a esta Unión Europea, que la izquierda española lleva denunciando desde Maastricht, con la iniciativa y el liderazgo de Julio Anguita, un histórico dirigente de izquierda de Córdoba. Entonces esa línea la ha tomado lo que es la derecha extrema y la extrema derecha. Y hemos perdido nuestro lugar. Sobre todo porque cuando las poblaciones tienen miedo, como lo tienen ahora, por la desprotección, y el desmontaje del bienestar o el “medioestar” como lo hemos tenido en España, pues acuden a propuesta fáciles, que señalan maniqueamente a culpables. La izquierda no ha sabido trasladar una propuesta real, entonces necesitamos seguir ahondando en este tema y por lo menos poner con los 50 o más diputados que puede tener la izquierda en Europa nuestra voz, por lo menos que se escuche esta voz con propuestas, con denuncia y con actividad.

 

En el marco del programa de su movimiento se critica lo que llaman los “nacionalismos excluyentes”. A qué se refieren con este concepto y por qué hay que criticarlos?

 

Lo que estamos criticando son los nacionalismos que utilizan el chovinismo para desarrollar unas políticas racistas y de exclusión de los demás. El amor a tu nación tiene que ser desde nuestra óptica internacionalista en el sentido de buena vecindad, buenas relaciones en el marco del derecho internacional, y no un repliegue identitario frente a todos los demás. Por un lado yo si defiendo en determinados momentos la soberanía nacional, sobre todo en el marco económico. No estoy de acuerdo con ceder soberanía a lugares independientes en una nebulosa que no se sabe dónde está y que responde a los intereses del gran capital financiero. Pero la soberanía no puede ser para otra vez realizar autarquías. Tiene que ser, como hizo Latinoamérica en la década ganada, que todas las cuestiones de integración regional se den en base a la cooperación.

 

Usted se ha destacado por la solidaridad con Venezuela y la denuncia de la injerencia en contra de este país. Cómo se refleja este tema en la campaña y piensa usted continuar con esta política de denuncia en el futuro?

 

Si, nosotros vamos a seguir. Para nosotros es importante, no tanto en el ámbito ideológico, pero si una firmeza clara en la defensa de la Carta de Naciones Unidas. Yo nunca pensé que fuera tan revolucionario defender una Carta que nos hemos dado todos los países después de un momento tan terrible como fue la segunda guerra mundial. Entonces yo voy a seguir defendiendo la no injerencia, el derecho a la soberanía de los Estados, y las relaciones internacionales que se den en el marco del derecho y el respeto. Por lo tanto lo de Venezuela es clarísimo, a pesar de lo que digan los factores extremistas y golpistas.

 

Recientemente usted denunciaba y rechazaba una decisión tomada por los EEUU de indultar soldados de este país condenados por crímenes de guerra. Nos puede hablar un poco de esta denuncia y en términos más generales cómo debe ser la relación entre los EEUU y la Europa que ustedes quieren construir?

 

Bueno, es que es evidente, estamos frente al imperio de la ley o la ley del imperio. Estado Unidos está haciendo saltar, no sólo con Trump, también con otros presidentes, toda la legalidad internacional. Es un Estado, como ellos califican y se califica en derecho internacional, comoEstado gamberro”, es decir que no hace caso de las disposiciones internacionales. Tenemos que ver la sumisión de Europa con respecto a las restricciones de Estado Unidos cuando estos están cargando claramente contra nuestro marco jurídico, a pesar de que la Unión Europea tampoco es que lo defienda mucho. Entonces en ese sentido debería ser una Europa que no mire a Washington, sino que mire a sus poblaciones, y que mire también a Naciones Unidas y a ese marco de derecho que tenemos que defender porque si no es la ley del más fuerte. Y bueno Estado Unidos ha sido el más fuerte, pero dentro de poco China va a ser también tan fuerte como ellos, la India va en camino, y las economías emergentes. Esa línea de exonerar a los criminales de guerra es como exonerar a los militares nazis de la SS. Los crímenes de guerra se definieron en la Convención de Ginebra y hay que defenderla con uñas y dientes porque diferencia lo que es una muerte en combate de un asesinato. Porque los asesinatos en la guerra existen, es lo que hacían las SS, y es lo que hacen demasiadas veces los militares estadounidenses.

 

En relación con temas trascendentales como la participación dentro de la OTAN y el drama de las y los refugiados, cuáles son sus posiciones?

 

 

En el tema de los refugiados claramente su protección está suscrita en la legalidad interna de la Unión Europea. Un refugiado es una persona que tiene en peligro su vida, y que huye de una guerra o de una situación de catástrofe generalizada. Las guerras en el vecindario europeo, es decir donde se dan los focos que han irradiado más refugiados, es decir la crisis, como designa la ONU, más grande de refugiados desde la segunda guerra mundial, son lugares donde ha intervenido la OTAN, o países europeos. Irak, Libia y Siria. En este último caso una “guerra proxy”, por delegación de grupos terroristas. Por lo tanto en primer lugar es necesario abarcar todo el problema de manera holística; no repetirlo, porque la memoria es fundamental. No se puede abrazar agendas de cambio de gobierno por métodos ilegales como invasión militar, intervención o terrorismo. Y por el otro lado a las personas darles primero asilo y propiciar la paz para que puedan volver a su país. Nadie emigra ni nadie se asila por gusto.

 

Qué otro elemento hay en el marco de su propuesta que quisiera destacar?

 

 

Si, una cosa importantísima en la actualidad, en el ámbito español, pero también en el marco de Europa. Lo que están demandando nuestros jóvenes en las calles. Hay que acometer inmediatamente una reforma de la energía e ir hacia una industrialización verde acorde con la tierra. Porque si no está en peligro, como decían grandes líderes políticos latinoamericanos, la existencia de la humanidad. Entonces un “stop” a ese capitalismo depredador, y un avance a la economía cooperativa, verde, y sobre todo de los recursos naturales que tenemos tan extensamente en mi país de lo cual estoy orgulloso, como son el sol, el agua, y etc.

 

Respecto de las luchas independentistas que se oponen al Estado español cuál es su posicionamiento?

 

 

Nosotros vamos como candidatos independientes e Izquierda en Positivo tendría que hablarlo, pero nosotros nos declaramos federalistas, no somos en ningún caso independentistas. Y además nos parece que está sobredimensionado el tema de Cataluña. Para mi con un 42% no se puede declarar una independencia. Entonces evidentemente hay que avanzar en el modelo federal, siempre lo hemos propuesto; yo bebo de las fuentes de los grandes federalistas de la primera República Pi y Margall, Salmerón, etc. para pasar la página y tener un encaje territorial. Yo también soy parte de esas corrientes que también estaba Julio Anguita, que plantean que lo mejor para nuestro país sería un marco de confederación ibérica con Portugal. Pero bueno, hay que ir avanzando poco a poco en ese sentido, respetando las culturas. Yo soy gallego, en mi país se habla gallego y español. Pero no entiendo que se pueda declarar una independencia o que estemos hablando todo el rato de este tema, cuando no es absolutamente mayoritario en la población. Por otro lado también en contra de la respuesta desorbitada del nacionalismo español, que también realiza lo mismo, y al final se habla de cuestiones territoriales o nacionales, pero no se habla de que los obreros en Andalucía, en Cataluña, en Galicia o País Vasco sufren exactamente igual.

 

Un tema que ha movilizado mucho a población acá en Alemania, fuera del tema de la ecología, ha sido el de la vivienda. La población sufre elevadísimos precios de alquiler y la construcción de viviendas sociales es insuficiente. En España también hemos visto los constantes desahucios. Tienen una propuesta al respecto?

 

La vivienda es un derecho consagrado en la constitución, lo que pasa es que la constitución española por desgracia en esos apartados no se cumple. Ha habido una gran especulación por parte de fondos buitre que están pues sacando dinero con lo que llaman futuros, que es comida pero que es también con la vivienda. Por lo tanto lo que tiene que haber es un parque público de alquiler. Se deben proteger viviendas con precios accesibles y sobre todo promocionar la vivienda y no los desahucios. Darle un “stop a esos bancos que en España han utilizado los créditos no haciéndose cargo luego de la misma tasación que ellos realizaban. Es decir, tasan los pisos por una cantidad, le dan el dinero, pero luego cuando no puedes pagarlo no se solventa con la vivienda. Por lo tanto, en el marco también del código de la Unión Europea hay que proteger a la gente para que tenga una vida digna y que tenga una vivienda. Tiene que intervenir el Estado y tendría que intervenir la Unión Europea, a pesar de que interviene solo en otras cosas.

 

Cómo llamaría usted a la gente a votar? Con qué objetivos?

 

Bueno en primer lugar llamaría a votar a esa comunidad migrante que por primera vez puede tener voces en Europa, incluso la primera ecuatoriana que pueda estar dentro del Parlamento Europeo. Y a la ciudadanía en general en mi país, inclusive también a los migrantes, si están de acuerdo con la política que he desarrollado, que ha sido dura, complicada, pero que he conseguido salir y destacar en el marco de 751 diputados y diputadas, defendiendo los derechos de los pueblos, la buena vecindad, la cooperación y una política económica justa que responda a las personas y no a los intereses de las grande empresas o de los grande bancos.

¡Venezuela vencerá!

 

Venezuela Aurrera

La Mancheta

Informes especiales

#SimónDignidad

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com