Compartir

 

 

Por: Consulado de la República Democrática de Corea en Venezuela 

 

La historia de la humanidad conoce a muchos grandes y célebres hombres que dejaron sus huellas para la posteridad con sus hazañas, nobles virtudes y buena política. Pero son pocos quienes, aún después de su muerte, siguen gozando del respeto y la reverencia, con sus propósitos y méritos  invariablemente vigentes.

 

Por muy renombrado que fue un hombre, luego de su deceso no deja más que un episodio en la historia. Y, en el transcurso del tiempo pasa al olvido.

 

Mas, el caso del Presidente Kim Il Sung lo niega.

 

A principios del siglo pasado Corea se había convertido en colonia del Japón y Kim Il Sung desplegó una larga y ardua guerra antijaponesa logrando la liberación del país el 15 de agosto de 1945, y la convirtió en un país genuino del pueblo, una potencia de independencia.

 

Asimismo, fue un gigante de la política que dio una asistencia material y espiritual a la construcción de una nueva sociedad en los países del tercer mundo y contribuyó de modo excepcional al movimiento de los no alineados (NOAL) y la causa de la independencia en el mundo.

 

Pese a que falleciera hace mucho tiempo (el 8 de julio de 1994), Km Il Sung sigue en la memoria de la humanidad, junto con su respetable nombre.

 

Sus ideologías y teorías originales no dejan de aplicarse en la construcción y las actividades del Estado, en tanto que sus obras son leídas con asiduidad por los coreanos.

 

Se podría afirmar que toda su vida estuvo marcada por el amor al pueblo y el espíritu independiente.

 

Hizo todos los esfuerzos por la felicidad del pueblo hasta los últimos momentos de su vida, para quien el pueblo era el cielo.

 

Mantuvo siempre el principio de independencia en la construcción y las actividades del Estado e hizo destacados aportes para la lucha contra el dominacionismo y para un mundo independiente.

 

Hoy en Corea sus propósitos se ponen en práctica; la prioridad de las masas populares constituye un ideal político y se mantiene firmemente el principio de  la soberanía en la política, la independencia en la economía y la autodefensa en los asuntos militares.

 

Para el pueblo coreano, KIm Il Sung es su eterno líder y padre cordial y afable.

 

En todas partes de Corea se pueden apreciar los retratos del Presidente  Kim Il Sung con una sonrisa radiante como el Sol y los monumentos a su inmortalidad. El hecho de que el día de su nacimiento y otras fechas memorables un sinnúmero de adultos y niños visitan lugares con sus estatuas y retratos, da fe del profundo respeto y añoranza que sienten por  él.

 

Hoy también, en Corea se cantan las canciones que lo alaban y se cuentan  innumerables hechos de su abnegación y empeño en aras del país y el pueblo.

 

Sus hazañas se transmiten eternamente a las futuras generaciones. Y, los lugares visitados por él sirven de sitios sagrados de recuerdo y aprendizaje de su ejemplo.

 

En homenaje al Presidente Kim Il Sung quien hizo un gran aporte a la política internacional y dio un vivo ejemplo del internacionalismo, diversos países siguen otorgándole órdenes y medallas post mortem y envían sus artistas a Corea con motivo de su natalicio para celebrar como un evento internacional el Festival Artístico de Amistad Abril en Primavera.

 

Venezuela Aurrera

Coprorebeldia

La Mancheta

Informes especiales

Todo 11 tiene su 13

 

#SimónDignidad

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com