Compartir

Por: Alberto Pinzón Sánchez

Las tres utopías imperecederas de la revolución francesa de 1789, concebidas por sus inspiradores como un triángulo equilátero perfecto, como una gran construcción social a la manera de una nueva pirámide faraónica, que (se suponía) encarnaba los ideales “progresistas y revolucionarios” de la burguesía en ascenso;

fue traicionada más pronto de lo esperado, una vez esta clase social se hubo apoderado del Poder, decapitado el régimen “anciano” o antiguo y el capitalismo liberado de las relaciones feudales empezara su globalización, tal y como Marx y Engels lo advirtieron en el manifiesto comunista de 1845 , es decir 56 años después.

Una de las envolturas supra-estructurales (über bau) con las cuales el nuevo modo de producción se expandió vertiginosamente, fue la forma jurídico filosófica de gobiernocon la categoría de Democracia, desenterrada de la antigüedad griega pero reconstruida con la teoría de los 3 “Poderes” sustentada por Montesquieu.

Quien no conozca la historia está obligado a repetirla, no dos veces sino muchas, como una noria o carrusel sinfín. En eso estamos 227 años después de haber sido establecida como atopia universal por los revolucionarios franceses.

Marx en sus escritos sociológicos y políticos más sugestivos sobre la lucha de clases que siguió a la gran revolución de 1789, como el 18 Brumario de Luis Bonaparte y la lucha de clases en Francia, entre otros (consultar este enlace: http://www.gramscimania.info.ve/2012/09/algunos-textos-de-marx-engels-sobre-la.html

Hace innumerables sugestiones y revelaciones de verdadera Economía Política, entre las cuales se destaca la desmitificación que junto con su colega Engels hace de la categoría Democracia Burguesa Representativa y su contrario la Democracia Directa de Masas y la movilización social continua.

Sin embargo, y a pesar de tener semejante corpus intelectual (lo digo para Nuestramérica) seguimos preguntándole a Marx unas veces, y otras a Lenin, sobre la solución a problemas actuales que nos ponen al orden del día la lucha de clases antioligárquica y antimperialista en nuestro continente latinoamericano y caribeño, pero sin tener en cuenta los parámetros que los grandes maestros del proletariado enfrentaron con su Praxis trasformadora y que hoy en día son muy otros.

Uno de esos problemas tan sentido y que ha costado tanta sangre a nuestros pueblos, que no se ha querido asumir consecuentemente por la llamada “izquierda” es la “cuestión de la Democracia Directa o de Masas” que, se sigue mirando como un asunto “burgués y eurocéntrico” sin tener en cuenta la nueva situación histórica a la que hemos llegado en nuestra Patria Grande:

Que la categoría de Democracia representativa (generalmente bipartidista según el modelo expansivo impuesto hegemónicamente a nuestros países por los EEUU) ha sido revaluada masivamente por nuestros pueblos en la calle y carreteras en sus marchas contestarias y reivindicativas y que, el asunto de la Democracia (a secas) ha sido arrebatado a las Burguesía Trasnacionalizadas “lacayas y cipayas” para ser reemplazado por un nuevo concepto de Democracia de Masas o directa como la que ejemplificó Marx en la Comuna de Paris.

No hemos visualizado con el suficiente rigor que exige la Economía Política y explicado el verdadero significado de millones de brasileños marchando por las calles de sus populosas ciudades en defensa de la “Democracia”, o de millares de Venezolanos, Argentinos, Centroameicanos, Mejicanos o recientemente Peruanos contra Keiko, marchando por la Democracia y contra el engaño “democrático” del Neo Liberalismo criminal y lumpen, o incluso Colombianos marchando y expresándose vehementemente por una “Paz Democrática en Colombia”.

No se ha visto la potencia futura y trasformadora que estas marchas llevan dentro de sí. Lo novedoso que hay en ellas Preferimos comernos el cuento mediatico Imperialista y desmovilizador de que, la “Izquierda latinoamericana” está en reflujo, que el péndulo de la historia ha dado vuelta, que está derrotada, ect, y, no vemos más allá de lo que pueda pasar en el tiempo histórico, con Lula y Vilma, o con Cristina, con Maduro, con Correa, con Evo, o incluso con Santos ect , quedándonos en el “juego parlamentario” y la lucha superficial y aparente entre la dicotomía vacía de “Izquierda-Derecha”, en el cual ellos se mueven con maestría por haberla construido.

El fenómeno nuevo sobre el cual deseo llamar la atención es que la categoría civilizatoria de Democracia, finalmente ha sido disputada a sus constructores y que una nueva concepción de Democracia Directa o de Masas como la que Marx vio en la Comuna de Paris, está disputando y va a seguir haciéndolo a la supra estructura hegemónica y explotadora de las burguesías imperialistas, colonialistas y esclavistas.

 Pero no es cualquier concepto: Es el triángulo original de 1789 de las utopías humanas de Libertad, Igualdad y Fraternidad, traicionadas precozmente por el capitalismo explotador y depredador que las convirtió en palabras vacías: la Libertad para explotar y esclavizar otros seres humanos, la Igualdad la trasformó en desigualdad y, la fraternidad humana la alienó en un feroz y violento individualismo consumista.

Lo que hay que mirar es la deriva que se ha abierto preñada de futuras trasformaciones. Para eso hay que seguir marchando y luchando todo el tiempo que sea necesario.

Recordemos que no hay que tragar entero: El Marxismo son masas en lucha por un mundo mejor.

Fuente Imagen: Internet

 

¡Venezuela vencerá!

 

Venezuela Aurrera

La Mancheta

Informes especiales

#SimónDignidad

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com