Compartir

 

 Por: Narciso Isa Conde

 

Esta mañana escribí, a propósito de la orden no extradición y puesta en libertad a favor del Comandante de las FARC-EP,  Jesús Santrich, un artículo titulado: ALERTACUANDO NO  EXTRADITAN… RE-APRESAN… O MATAN, en el que advertí una reacción como la que de consumó horas más tarde en Bogotá, cuando se le formuló una nueva acusación para mantenerlo en prisión.

 

Entonces escribí:

 

No hay que bajar la guardia.”….

 

“El Procurador General anunció que apelaría a la Corte Suprema de Justicia para que siguiera investigando el caso.”

 

“El Presidente Iván Duque, pupilo del narco-presidente paramilitar, Álvaro Uribe, declaró que respetaría en lo inmediato la sentencia, pero que el “caso no estaba cerrado”.”

 

“La amenaza es obvia y  lo que de ella puede deducirse -dadas las calidades represivas y criminales de quienes detenta el poder en Colombia (subordinados a TRUMP, a la CÍA, al PENTÁGONO y el MOSAD)- es previsible: porque cuando no logran extraditar a sus víctimas, por la inconsistencia de la intriga, re-apresan, e incluso, matan.”

 

Se trata de una reacción perversa, típica de dictaduras, de Estados terroristas tutelados por EEUU.

 

Aquí, en la República Dominicana, las vivimos y sufrimos frecuentemente durante el régimen de Joaquín Balaguer.

 

Más aun, la vida de Santrich corre peligro, no hay que dudar que lo maten en la cárcel.

 

Para re-apresarlo y eventualmente asesinarlo, anunciaron que no cerrarían el caso.

 

Iván Duque es del bando neofascista con auspicio de Uribe y de Trump, de él no se puede dudar maldad y crimen alguno.

 

¡HAY QUE DEFENDER LA VIDA DE SANTRICH Y SEGUIR EXIGIENDO SU LIBERTAD!

 

¡Venezuela vencerá!

 

Venezuela Aurrera

La Mancheta

Informes especiales

#SimónDignidad

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com