Más que nunca queremos hacerle llegar todo el apoyo y calor posibles. La cruda realidad de las cárceles españolas vuelve a ensañarse con nuestro compañero incluso en esta tan deseada vuelta a su Tierra.

 

Teto salía de la prisión de Palencia el pasado día 6. después de tres días de traslado en diferentes centros penitenciarios y sin poder acceder a sus pertenencias, el sábado ingresa en la cárcel de Teixeiro, donde le permiten una llamada de menos de un minuto para informar de su llegada y le adjudican módulo y celda compartida.

 

La reivindicación del derecho a celda individual es una de las condiciones que los presos políticos galegos exigen de forma sistemática. La prisión reacciona enviándolo a aislamiento. He aquí la bienvenida de la cárcel de Cúrtis.

 

En la celda, completamente vacía y sin calefacción, solamente hay una manta. Al frío hay que sumarle las sensaciones propias de llegar al nuevo destino y comenzar castigado por plantarse para ver respetados sus derechos.

 

La cárcel de Teixeiro es escenario habitual de denuncias por torturas y malos tratos. Hoy, después de cuatro días de encierro solitario, Teto ha podido realizar una llamada y contarnos lo sucedido. En este momento ya está en un módulo ordinario de segundo grado. Dice que cuando se pasa mal, el piensa en cosas buenas para compensar...

 

Anímate a escribir y mostrarle tu solidaridad. Que sepa que muchas de nosotras estamos vigilantes y que nunca estará solo. ¡Carta a carta hacemos más débiles los muros!

            Que Voltem

 

Roberto Rodrigues Fialhega

Módulo 12, Camino de Paradela, s/n, Teixeiro

15310 (A Coruña)

 

____________________________________________________________

 

[Breve contexto:]

Roberto Rodrigues Fialhega, vecino de Vigo, fue arrestado en noviembre de 2011. Condenado a 18 años de prisión, el Tribunal Supremo redujo posteriormente la sentencia a 13 años y 9 meses. Durante los casi siete años que lleva preso, Roberto ha pasado por la cárcel de Estremera (Madrid), la de Villanubla (Valladolid), y hasta el pasado 6 de marzo, en Dueñas, Palencia (a 471 km de su hogar familiar). El padre de Teto murió mientras estaba bajo custodia. Todos los presos tienen derecho a asistir al funeral de un pariente directo, pero se le impidió hacer el viaje por motivos de seguridad. Varios días después, cuando ya no era necesario, se otorgaría dicho permiso... Roberto ha estado 7 años clasificado en 1.º grado y bajo régimen FIES (20 horas al día en la celda) hasta el reciente cambio de grado y penitenciaría.

 

En 2013, la Audiencia Nacional dictó la primera sentencia que contemplaba la existencia de un grupo armado independentista operativo en Galicia, a pesar de que nunca se ha dado un atentado o ataque que pusiera en peligro a personas. Desde entonces se cuentan al menos seis personas condenadas con penas de entre seis y 18 años de cárcel, y nueve personas más imputadas en el marco de la operación Jaro. La asociación Que voltem para a casa! denunció ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos la vulneración de derechos de los presos independentistas galegos durante su juicio en la Audiencia Nacional y reclamó la revisión de la condena, pero esta petición fue desestimada.