Compartir

Por: Libardo Muñoz-

Después de un aguacero de gran intensidad, Cartagena sufrió en las últimas doce horas, la falta de una red de drenajes pluviales, y tanto el centro colonial como los barrios populares quedaron paralizados y con un saldo de daños en casas, calles, árboles caídos e inundaciones.


Hasta el momento no se conoce de pérdidas humanas en las barriadas populares, donde un aguacero crea una verdadera calamidad familiar.


La comunidad cartagenera manifestó en diferentes formas su protesta por la incapacidad de la alcaldía distrital para entrar a solucionar esta situación, que perjudica a la ciudadanía, los locales comerciales, parques, escuelas, oficinas, barrios quedaron bajo las aguas que no fluyen por la acumulación de basuras y redes que ya quedaron superadas por el crecimiento descontrolado y la falta de una verdadera planificación.


El transporte público, carros particulares, museos, el histórico parque del centenario, hoteles, tiendas y mercados registraron nuevas pérdidas por las que nadie responde.
Mientras tanto, la alcaldía distrital se hunde en su propio pantano de corrupción, con un alcalde encargado y bajo la presión de medios cívicos que exigen la convocatoria a elecciones atípicas, ante la renuncia del alcalde Manuel Vicente Duque, detenido por el presunto delito de cohecho y en espera de un juicio.


Una terna para nombrar alcalde encargado de Cartagena, fue derrotada por presión ciudadana, al descubrirse que los nombres de sus integrantes fueron dictados desde la cárcel de ternera, por José Julián Vásquez, un particular involucrado en el presunto delito de cohecho, de quien se dice que ejercía como un alcalde en la sombra, para asignar contratos y nombrar funcionarios de su cuerda.


Hay un vacío de poder inocultable en la capital de Bolívar, crece la sensación de abandono en todos los niveles ciudadanos.
La "terna" abortada mientras Cartagena estaba inundada parece demostrar el poder de Vásquez y su conexión con la "casa García" que funciona bajo órdenes del ex senador Juan José García,  abogado condenado e inhabilitado para ejercer cargos públicos.


Las lluvias torrenciales caídas sobre toda Cartagena, mostraron apenas una cara de la tragedia, el calvario del atraso, la miseria tugurial y la irresponsabilidad de una clase política cuestionada por la desbocada corrupción administrativa.


Miles de familias empobrecidas de las faldas de La Popa, no duermen cuando llueve torrencialmente en horas de la noche, por miedo a morir arrastradas por las corrientes de barro piedra y árboles.

 

¡Venezuela vencerá!

 

Venezuela Aurrera

La Mancheta

Informes especiales

#SimónDignidad

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com