Compartir

 

ABP Noticias

Foto: Archivo

 

El gobierno de Estados Unidos se impuso en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al  vetar una resolución aprobada por 14 países, de los 15 que integran esta instancia, con la cual se dejaba sin efecto legal la decisión del país norteamericano de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

 

El texto vetado por los representantes de Donald Trump en la ONU, contemplaba el respaldo de países aliados de Estados Unidos, y había sido  promovido por Egipto. La resolución contraria a la decisión de Trump de imponer a Jerusalén como capital de Israel, desconociendo los derechos del Estado palestino sobre ese territorio, evidenció el aislamiento del gobierno de la potencia  norteamericana.

 

Sin embargo, quedó claro que el Consejo de Seguridad de la ONU es un instrumento incapaz de controlar la voracidad imperial, pues el derecho a veto que privilegia a algunos países sobre la mayoría, permite arbitrariedades como esta.

 

Tras vetar la resolución, la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, manifestó que "ningún país va a decir a Estados Unidos dónde podemos poner nuestra embajada".  Además de la ofensiva afirmación, Haley amenazó con posibles consecuencias al resto de países que votaron a favor de la resolución.

 

Por su parte, la delegación palestina ante la ONU anunció que llevará la cuestión ante la Asamblea General, órgano en el que se sientan los 193 Estados miembros de Naciones Unidas y donde ninguno tiene poder de veto, aunque sus decisiones no son vinculantes.

¡Venezuela vencerá!

 

Venezuela Aurrera

La Mancheta

Informes especiales

#SimónDignidad

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com