Compartir

 

Por: Violeta Guetnamova

Integrante del "FARC - ETCR Amaury Rodríguez"

 

Joaquín Gómez (Milton Toncel) excomandante de las antiguas FARC-EP y uno de los pocos miembros de la actual dirección del partido FARC que continua al lado de los ex guerrilleros en un ETCR [Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación], en este caso en La Guajira, hizo un importante llamado de alerta a todos los integrantes sin excepción del partido FARC, en relación a que "el plan que hay es aniquilarnos a todos (...) destruirnos físicamente" por parte de un sector de la clase política dirigente que siempre se ha opuesto a cualquier posibilidad de construir una Colombia para todos.

 


Las declaraciones que giraron en torno a la denuncia que interpuso Gómez ante la procuraduría General el 9 de abril, sobre diversos hechos que atentan contra su vida e integridad física y en la que responsabilizó al Estado de cualquier hecho que atente contra su persona; fueron ofrecidas en rueda de prensa el día 24 del mismo mes, en el Espacio Territorial de Pondores en la Guajira, cuyo video fue publicado por la oficina de prensa del ETCR. 

 



En su denuncia puntualiza diversos hechos, entre ellos el entramado de un montaje contra él, al estilo Santrich por parte de "agentes encubiertos, y a veces descubiertos" para involucrarlo en negocios ilícitos como lo es la compra y venta de dólares y adquisición de armas, según explicó Gómez "tratan de hacerme un montaje, seguramente para impedir que yo participe en política, o apresarme".

 



Durante la rueda de prensa, el dirigente apuntó que uno de los grandes errores de las otrora FARC-EP aparte de lo que significó haber separado la entrega de armas, del proceso de reincorporación, fue "haber negociado el proceso de paz con un gobierno que no tiene soberanía", Colombia no es un Estado autónomo de sus decisiones "cada vez que el presidente Trump amanece de mal genio le mete una tanda a Duque, como si fuera el muchachito de hacer mandados de la casa", aseveró Joaquín Gómez, al tiempo que resaltó la forma en la cual el saliente embajador gringo whitaker ejerció presión sobre algunos congresistas para que votaran a favor de las objeciones que presentó el Centro Democrático en cabeza de Duque, dicha presión hoy recae sobre magistrados de la Corte Constitucional, estamento que será el que defina el incierto futuro de la JEP. 

 



Gómez criticó la doble moral de los medios masivos de comunicación, quienes callan contra los crímenes cometidos en contra de los líderes sociales y los exguerrilleros, al tiempo que llaman a cerrar filas ante cualquier "agravio" pronunciado en contra de Uribe Vélez.

 



Joaquín Gómez hizo referencia a quienes históricamente se han lucrado del conflicto político, social y armado "ese sector desea que el conflicto continúe, porque cuando los muertos son ajenos y las ganancias son propias, entonces que continúe" refiriéndose a aquellos que han hecho de la violencia un negocio. 

 



Joaquín Gómez habla desde los hechos y de allí que exprese sin titubeos, que fue un error no haber impuesto el tema del cambio de la Doctrina de la Seguridad Nacional (DSN) como uno de los puntos en los diálogos de la Habana "hasta que no se cambie la Doctrina de la Seguridad Nacional, van a seguir los muertos, va a continuar la impunidad y esto va en ascenso progresivo e interminable de líderes sociales, sindicalistas (...) es decir, todo aquel que disienta del establecimiento (...) esa doctrina considera el paramilitarismo como una fuerza auxiliar para hacer los trabajos sucios que el ejército institucional no puede hacer" enfatizó, al tiempo que subrayó que la impunidad es una condición sine qua non para que opere el paramilitarismo, motivo por el cual "todos los días matan" y no capturan a los responsables, lo anterior no sería posible de acuerdo a sus palabras, sin la connivencia de los tres poderes públicos, de allí que la exacerbada violencia contra los sectores populares no se solucione únicamente aumentando los esquemas de protección, "son crímenes que se están dando de manera sistemática (...) ellos saben lo que se está dando y no pasa nada".

 



Referente al Paisa e Iván Márquez, Joaquín Gómez afirmó "si el Paisa e Iván no se retiran (del ETCR de Miravalle) sobre todo el Paisa, los hubieran asesinado hace tiempo". Gómez reiteró las denuncias que en su momento realizó Iván Márquez, dejando al descubierto que los gringos con complicidad del Estado colombiano; han propendido por neutralizar al Paisa y a Iván, de la misma forma como tienen prisionero a Jesús Santrich bajo montaje judicial sin ninguna prueba en su contra. De la misma forma han pretendido suprimir y callar la voz de Gómez, uno de los dirigentes de FARC más críticos frente al incumplimiento del Estado, en relación al proceso de paz. 

 



El excomandante junto a Bertulfo Álvarez, ha sido una de las voces más críticas del proceso de paz. Su aporte y gestión a la reincorporación de la base guerrillera del ETCR Amaury Rodríguez en Pondores-Conejo, La Guajira, ha permitido que dicho espacio a partir de la autogestión sea uno de los más organizados a nivel nacional.

 

Fuente: https://www.lahaine.org/ 

 

 

 

 

¡Venezuela vencerá!

 

Venezuela Aurrera

La Mancheta

Informes especiales

#SimónDignidad

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com