Compartir

 

Por: Partido FARC en Venezuela 

 

El Partido FARC en Venezuela manifiesta su sentimiento de duelo y profunda indignación ante el atentado ocurrido en Monte Lara jurisdicción de Maicao (Guajira) contra Carlos Enrique González, excombatiente de las FARC - EP perteneciente al Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Tierra Grata (Cesar), su compañera Sandra Pushaina y su pequeño hijo de siete meses Samuel David González Pushaina, quien lamentablemente resultó muerto junto a otro miembro de la familia, mientras que Carlos Enrique sobrevivió al atentado junto con su compañera, quedando con heridas graves y daños de salud personal, aunados a la terrible pérdida de su hijo.

 

Se sabe que el atentado fue cometido con armas largas, que se disparó por aproximadamente diez minutos, y que no había amenaza anterior contra la familia que se encontraba celebrando la visita de presentación del niño, nuevo integrante de ésta. Se sabe que el ex combatiente atacado había surtido todos los procesos para su inserción a la vida civil, había constituido una familia y trabajaba diariamente en pro de los fines de la paz.

 


Independientemente de las “investigaciones exhaustivas” a las cuales estamos acostumbrados y que normalmente es más lo que ocultan y manipulan que lo que revelan, sabemos que este tipo de crímenes de odio se estimula desde los altos cenáculos de los partidos y lideres fascistas en Colombia, quienes botan fuego a diario en contra de la paz y de los excombatientes que están llevando la peor parte de una paz fallida y traicionada.

 

Tampoco contribuyen a un clima de paz que posibilite la reconstrucción del país las estadísticas amañadas sobre los resultados de la implementación y mucho menos las palabras vacuas de que esta paz se defiende “como sea”, o las metáforas oportunistas relativas a recoger “cada pedacito” del acuerdo hecho trizas por las élites y reconstruirlo. Irresponsables quienes pregonan la disminución de muertos desde la entrega de armas de las FARC-EP y quienes se hacen los de la vista gorda con respecto a que el único cumplimiento del acuerdo ha sido por parte de las FARC-EP, particularmente el desarme, como cierto es que las armas del estado y sus aparatos de muerte siguen apuntando hacia el pueblo, en especial hacia aquellos sectores que permanecen en resistencia.

 


El caso concreto del atentado criminal al que nos referimos en el cual escandaliza la pérdida de la vida de un niño de siete meses, evidencia toda la inseguridad en que vive el departamento de La Guajira, con comunidades en alto nivel de vulnerabilidad, problemas endémicos como falta de transporte, vías en pésimo estado, falta de atención médica de calidad y oportuna, vivienda, educación, agua, servicios sanitarios, seguridad. Defender el ACUERDO DE LA HABANA pasa por reconocerlo como la piedra angular del proceso de paz, sin enmendaduras ni tachaduras posteriores y como herramienta de primera mano para lograr los cambios que nuestros grandes líderes defendieron con sus vidas y miles de colombianos reclaman.

 


Sea SAMUEL, una estrella más en el firmamento de nuestros héroes y mártires, para continuar la lucha por una Colombia en Paz con Justicia social, donde quepamos todos. Así será.

 


POR NUESTROS MUERTOS NI UN MINUTO DE SILENCIO: TODA UNA VIDA DE LUCHA.

 

 

¡Venezuela vencerá!

 

Venezuela Aurrera

La Mancheta

Informes especiales

#SimónDignidad

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com