Compartir

El profesor de relaciones internacionales de la UPV/EHU Alex Ugalde analiza la figura de Fidel Castro en la sociedad cubana actual
UNA ENTREVISTA DE M. MARTÍNEZ FOTOGRAFÍA DE OSKAR MARTÍNEZ

¿Qué legado deja Fidel Castro?

-Es una persona fundamental para Cuba y para la historia del mundo en el siglo XX. Él solo, más allá de Cuba, es un actor internacional. Ha sido un influyente de las relaciones internacionales, sobre todo en el plano ideológico y político. Si eso lo unes a la Revolución y a haber sido jefe de Estado y de Gobierno durante tanto tiempo, y ligas su figura a Cuba, todavía es más resaltable.

 

¿Qué destacaría de su figura?

-Dos cosas. Lo principal es que contribuyó a un antes y un después en Cuba. La Revolución cubana es un hecho histórico de primera magnitud. Definiría esta revolución como él hizo en 1961: como una revolución socialista y democrática con los humildes y para los humildes, y eso yo creo que es lo principal desde el punto de vista del propio país. Luego, desde el punto de vista internacional, logró que un país tan pequeño territorialmente, con una economía no muy fuerte y con menos de 10 millones de habitantes en las décadas pasadas haya sido uno de los principales países del mundo. Y en todo esto incide su personalidad.

 

¿Qué supone Fidel para los cubanos actualmente?

-Como en todo, hay para todos los gustos. En Cuba he recogido todo tipo de opiniones, desde los que están completamente con la revolución y sus logros, aunque reconozcan ciertas deficiencias, y aquella gente absolutamente crítica con Fidel Castro o con la revolución. La diferencia con otros sitios es que quienes le han criticado siempre lo han hecho con bastante respeto; en otros países igual la carga es más despectiva, en Cuba no se llega a ese punto. Un poco distinto a las escenas que estamos viendo de Miami. Pero esa comunidad ha cambiado mucho, lo que se está viendo no es la opinión mayoritaria de la comunidad cubana de Miami y esto está avalado por estudios académicos.

 

Diez años después de abandonar el poder, Fidel seguía despertando pasiones.

-Sí. Siempre que iba a Cuba un visitante notable muy habitualmente acaban visitándole en la casa, eso no es casualidad. Y cada vez que en estos años se han tomado decisiones importantes en la isla, normalmente ha habido un pequeño escrito de Fidel Castro haciendo un comentario. De alguna manera seguía estando ahí. Lo único que el paso de ceder el poder a su hermano fue bastante positivo. Incluso pienso que igual podía haberlo hecho antes.

 

¿Qué supone su muerte?

-Si hubiese seguido siendo secretario general del Partido Comunista, jefe de Estado y de Gobierno esa pregunta tendría más relevancia. Como el poder estaba traspasado desde hace tiempo, eso va a tener más efecto. La pregunta es si se van a dar más pasos, que antes su hermano no se atrevía a dar porque estaba Fidel vivo, eso es difícil de saber. Pero creo que no se van a dar grandes cambios, creo que sigue su curso, están haciendo reformas, algunas bastante atrevidas para lo que ha sido la isla y desde que se inició el proceso de reformas yo lo valoro muy positivamente. Igual ahora se aceleren un poco más las reformas, pero esto ya lleva su marcha.

 

El cambio, en todo caso, se producirá cuando Raúl Castro abandone el poder. ¿Qué vendrá entonces?

-Eso será el siguiente movimiento. Raúl no va a repetir mandato y seguramente traspasará el mando a quien venga. En los mentideros se habla de (Miguel) Díaz Canel (vicepresidente). La cosa creo que va a ir relativamente tranquila, sobre todo si se logran implementar las reformas. Aquello de que en Cuba va a haber cambios trascendentales, yo creo que no.

 

¿Cree entonces que el poscastrismo seguirá siendo revolucionario?

-Sí. Creo que fue un acierto el traspaso de poder y también el inicio de las reformas. Sin estos dos factores no se hubieran dado, podríamos estar planteándonos qué incógnitas hay. Pero con estas dos circunstancias, la posibilidad de cambios importantes, como desearían algunos, yo creo que no va a ser así.

 

¿Está en peligro el deshielo entre Estados Unidos y Cuba con la victoria de Trump?

-Yo creo que no. Creo que los avances que se han dado con Obama son irreversibles. Creo que el nuevo presidente de Estados Unidos está interesado en que esa línea se mantenga, no creo que se den pasos para atrás. Incluso, me atrevería a decir que hay algunos pasos adelante. Más allá a veces de lo que ha sido Trump en campaña, suele ser muy práctico desde el punto de vista económico y comercial, y creo que a Estados Unidos también le interesa. Yo creo que ahí tampoco va a haber marcha atrás.

Fuente: DEIA

Diálogos de paz

Fotografía la Paz

La Mancheta

Informes especiales

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com