Compartir

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, las FARC-EP deseamos saludar y abrazar con enorme cariño a todas las mujeres colombianas.

A nuestras guerrilleras, milicianas, copartidarias y amigas, incansables luchadoras y transformadoras sociales, quienes en todos los ámbitos construyen y sueñan patria.

A las amas de casa, a las mujeres independientes, a las profesionales, a las estudiantes, a las obreras y empleadas, a las desempleadas, a las artistas e intelectuales, a las campesinas, a las afrocolombianas, a las indígenas, a las trabajadoras informales, a las trabajadoras sexuales, a las abuelas, a las madres, a las niñas, a las que adoptaron su propia opción de vida.

A las millones de mujeres que luchan, en múltiples espacios y trincheras, en campos y ciudades, por la construcción de un nuevo país para las generaciones venideras.

Queremos que este 8 de marzo, a las puertas de un acuerdo final de paz, sea el espacio para la reflexión personal y colectiva, sobre el papel que creemos juegan y deben jugar las mujeres en la construcción de una Nueva Colombia.

Las mujeres han desempeñado un papel histórico en el actual proceso de reconciliación. La enorme fuerza movilizadora femenina hizo posible la creación de la subcomisión de género en la Mesa de Conversaciones, un hecho nunca antes visto en el mundo. No podía ser de otra forma, ya que un 40 por ciento de nuestra fuerza está compuesta por mujeres que se la han jugado toda por un mejor futuro para nuestra nación, trabajando hombro a hombro con sus compañeros de lucha.

Las FARC-EP nos sentimos orgullosas de haber hecho propias las agendas construidas por distintas organizaciones de mujeres colombianas. Atendimos sus historias, opiniones, críticas y planteamientos antes de elaborar nuestras propuestas mínimas. Gracias a ellas el proceso de paz ha asumido una perspectiva de género que va a significar un importante punto de partida para la edificación de una sociedad sin discriminaciones, ni violencia de género o de otro tipo.

Hay que insistir y profundizar en el rechazo y la denuncia a cualquier tipo de violencia sexual o basada en el género, sea en el marco del conflicto o fuera de él. Las FARC-EP condenamos la violencia contra las mujeres y nos solidarizamos con las víctimas de este flagelo. Nos indigna el creciente número de asesinatos e intimidaciones contra lideresas de organizaciones sociales por parte del paramilitarismo, como la reciente amenaza pública de las Águilas Negras, reforzada además por la indiferencia estatal y mediática. Ella devela la intransigencia de los enemigos de la paz frente a una propuesta acertada de transformación social incentivada por las mujeres.

Observamos con alegría y optimismo el avance del torrente femenino. Trabajamos porque la firma del acuerdo final sea el comienzo de un país libre de violencia machista y de la discriminación basada en género, sexo, etnia o raza. Porque este acuerdo signifique un reconocimiento real de los derechos de la mujer como sujeto político, para lograr su participación consciente y masiva en la política, así como el fortalecimiento de su liderazgo en todos los espacios de lucha y de cambio. Sin la participación de la mujer no habrá paz ni transformación social.

SECRETARIADO DEL ESTADO MAYOR CENTRAL DE LAS FARC-EP
8 de marzo de 2016.


 

Diálogos de paz

Coprorebeldia

La Mancheta

Informes especiales

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com