Compartir

Por: PIA

El Gobierno de Perú avanza en la privatización de la petrolera estatal Petroperú, tras el aval del Congreso a una ley que permite el ingreso de capitales privados. La iniciativa fue promovida por el presidente Ollanta Humala y cede la entrega del 49 por ciento de la soberanía hidrocarburífera a empresas nacionales e internacionales. En ese marco, Perú profundiza sus políticas neoliberales en consonancia con su alineamiento a la Alianza del Pacífico y las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico.

 

El presidente Humala promulgó el martes la ley “Proyecto de Modernización de la Refinería Talara” (PMRT) que declara de “interés nacional la modernización” de la refinería y permite la entrada de un 49 por ciento de capital privado a la empresa Petroperú. Junto a los ministros de Economía, Miguel Castilla, y de Energía y Minas, Jorge Merino, argumentó la privatización con el libreto propio del neoliberalismo: modernización y desarrollo.

Luego del aval del Congreso de la semana pasada, desde el gobierno describieron a la iniciativa como un “megaproyecto” que pretende crear un polo de desarrollo macrorregional en el norte del país, a través del centro de refinación de última generación, que debe estar operativo en el 2017. “Dejaremos de vender crudo pesado a bajo precio, lo comercializaremos refinado, lo que nos permitirá obtener mayores ingresos”, explicó Humala.

Desde la Coalición de Sindicatos de Petroperú, denunciaron que se trata de un acuerdo de las empresas privadas con el Ministerio de Energía y Minas (MEM) y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). “La población debe saber que la seguridad energética está en peligro, no estamos viendo nuestro futuro, los favorecidos son los grupos de poder”, señaló el presidente del Sindicato, Evin Querebalú Román ante medios locales.

Según el mandatario peruano, la privatización “parcial” se enfrenta a “posiciones extremas de disolver Petroperú o de darle la posibilidad de absorber todo, el gobierno encontró el camino de la sensatez y la lógica”.

Privatización del petróleo en el Acuerdo Transpacífico

El comienzo de la privatización hidrocarburífera en Perú se alinea al intento de refuerzo de las políticas neoliberales países de la región. Días atrás, el Gobierno de México encabezado por Enrique Peña Nieto logró que el Congreso de su país aprobase modificaciones a la Constitución Nacional para permitir el ingreso de capitales privados nacionales y extranjeros en Petróleos Mexicanos (PEMEX). Bajo el eufemismo de “Reforma energética”, la iniciativa del oficialismo avaló la entrega de la soberanía hidrocarburífera en consonancia con los intereses de las multinacionales.

Ambos países comparten dos espacios digitados desde los intereses de las multinacionales y el imperialismo: la Alianza del Pacífico y el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP). El TPP es un tratado de libre comercio que comprende una nueva ofensiva del capital transnacional que se esconde detrás de la proclama de apertura al acceso de bienes y servicios pero que también incluye a los servicios financieros, las legislaciones laborales, la desregulación sobre empresas y hasta la propiedad intelectual – y que incluye también las patentes de genomas de especies vegetales y animales para asegurar el saqueo corporativo-.

El Acuerdo involucrará a Estados Unidos, Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México- en “proceso de negociación”- , Nueva Zelandia, Perú, Singapur, Vietnam y Japón, quienes en su conjunto representan el 35 por ciento de la producción mundial. La clave del TPP es limitar la capacidad estatal que regula la inversión extranjera, con énfasis en la adquisición de tierras y los recursos naturales.

En el mes de junio, Humala se reunió en la Casa Blanca con el presidente estadounidense Barack Obama , quienes se comprometieron en la profundización del Acuerdo. En el caso de México, documentos del Congreso de EEUU revelados por Wikileaks expusieron la maniobra de la Casa Blanca de avanzar en la privatización y extranjerización del petróleo mexicano y su industria.

Según describió el periodista mexicano John Saxe Fernández, el TPP es diseñado por el Gobierno de EEUU con 600 consejeros corporativos entre los que se encuentran representantes de Chevron, ExxonMobil y Halliburton.

http://www.noticiaspia.org

Diálogos de paz

Coprorebeldia

La Mancheta

Informes especiales

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com