Compartir

Por: Miguel Ángel Sandoval

La demanda social es clara: la ley actual no sirve  y no debe ser el marco legal para las próximas elecciones Hace falta una ley nueva, democrática, incluyente, moderna, que nos coloque en el siglo XXI, sin partidos con caciques, sin capitales oscuros, sin judicializar la política.
En el congreso hay en la actualidad tres proyectos de ley. Una la 4783, presentada por varios partidos y que ya tiene una lectura. Otra la 4946, de alcances limitados, presentada por Oliverio García, del PP. Y la 4957 por la bancada Todos.
Ante la presión social, ahora se habla de aprobar a marchas forzadas una ley electoral y de partidos pero no hay ningún acuerdo entre las bancadas y menos, conocimiento por la sociedad de cual ley sería aprobada y con qué contenidos. La sociedad debe participar en ese proceso, no hay alternativa a ello.
Como se sabe las reformas son un planteamiento que viene desde los Acuerdos de Paz sin que se haya hecho al momento nada relevante.
Los contenidos de la nueva ley deben ser claros, sin estar sujetos a la interpretación de nadie, menos con el litigio malicioso.
Los temas centrales que deben estar incluidos, y solo señalo los mínimos son:
a.       Financiamiento público, no privado. Severas auditorias. Prohibición de dinero privado.
b.      Tiempos de aire en radio y TV equitativos (las frecuencias son del estado)
c.       Democratización de los partidos, exigencia de plataforma, programa, etc.
d.      Prohibir las fichas electorales (partidos que se guardan para compra y venta)
e.      Obligación de contar con centros de formación para sus integrantes
f.        Descartar el transfuguismo. Diputado que cambia de partido pierde la curul.
g.       Una sola reelección (Acuerdos de Paz)
h.      Prohibición de nominar candidatos en donde el partido no tenga estructura.
i.         Equidad de genero
j.        Derechos plenos de pueblos indígenas y sus formas de representación.
k.       Que los comités cívicos tengan permanencia y puedan nominar candidatos a diputados
l.         Separar las funciones administrativas y las electorales (TSE)
m.    Prohibición de campañas anticipadas
n.      Delimitación del tiempo de campaña electoral
o.      Fijar un número máximo de diputados. 
Se puede anticipar desde ya, que la sociedad le hará un acompañamiento de cerca al congreso y los diputados y sabrá exigir los contenidos que realmente hagan de la ley electoral y de partidos un instrumento democrático.

Diálogos de paz

Fotografía la Paz

La Mancheta

Informes especiales

 

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com