Compartir

Por: Carlos de Urabá

El gobierno colombiano prohibió que viajarán al País Vasco los representantes de la guerrilla.

Los XIII premios por la Paz y la Reconciliación que concede todos los años el ayuntamiento de Gernika (coincidiendo con la fecha 26 de abril, día en que la Legión Cóndor y la Aviazione Legionaria Italiana, bombardearon Gernika por órdenes del general golpista Franco) recayeron sobre el fotoperiodista Gervasio Sánchez y en la figura de J.M Santos y de Timoleón Jiménez “Timochenko”, protagonistas del proceso de Paz colombiano.

Nos ha causado gran de asombro e indignación que ningún miembro de las FARC se hiciera presente en el acto. Inesperadamente el gobierno colombino canceló el permiso para que los representantes de la guerrilla pudieran viajar al País Vasco. Solo podía tener representación oficial el gobierno colombiano por intermedio del Alto Comisionado para la Paz, el señor Sergio Jaramillo quien llegó acompañado por el embajador de Colombia en España el señor Alberto Furmanski Goldstein. Se ha censurado por completo a las FARC impidiendo que viaje uno de sus representantes a recoger el premio por la Paz y la Reconciliación. Con esta actitud una vez más las autoridades colombianas demuestran su carácter perverso y antidemocrático. Definitivamente el gobierno y las FF.AA tutelan a la guerrilla y deben acatar sus órdenes puesto que -según sus propias palabras-la operación “Espada de Honor” les ha otorgado la victoria.

En representación de la guerrilla se personó en la ceremonia el abogado español el señor Enrique Santiago, asesor jurídico de las FARC. Al preguntarle ¿por qué no asistía ninguno de los miembros de las FARC? Respondió: “porque el gobierno colombiano no se lo permitió al retirarles sus pasaportes”. Lo más seguro es que hayan existido presiones por parte de la Asociación del Victimas del Terrorismo de España quienes se comunicaron con Santos y, quizás, también con Rajoy para que impidieran a los guerrilleros recoger el premio por la Paz y la Reconciliación de Gernika. Las FARC han declarado siempre una gran simpatía y solidaridad con el movimiento de liberación vasco y su justa lucha por la autodeterminación y la independencia. (El reino de España no podía permitir un enaltecimiento del secesionismo).

Seguramente temían que la entrega de los XIII premios por la Paz se convirtieran en una tribuna de propaganda “para los amigos de ETA” (como los califican los organismos de seguridad españoles). En su momento el gobierno español acusó a ETA de instruir y entrenar a los milicianos de las FARC en el manejo de explosivos. (Según los datos encontrados en los computadores del extinto jefe guerrillero Raúl Reyes) Así lo aseguró en su día el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco quien en diciembre del 2008 se declaró competente para instruir esta denuncia que se había interpuesto ante la fiscalía española.

El representante del gobierno colombiano, el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, dedicó su largo discurso a explicar en profundidad los detalles del proceso de Paz- dejando bien claro que esta magnánima obra cristalizó gracias a la valentía y coraje de J.M Santos. “Por el bien de la democracia y los derechos humanos era necesario sentar a las FARC en una mesa de negociaciones y así acabar con 50 años de guerra fratricida”. No mencionó para nada el asunto de la ausencia de los representantes de las FARC en Gernika. Más tarde cuando yo le pregunté personalmente por este asunto me respondió cínicamente (como se puede ver en las imágenes grabadas https://youtu.be/4rLeKjYcxIo) que “en este momento cuando todavía está en marcha el proceso de desarme es una decisión sensata de las FARC el no venir. Hay que esperar su paso a la legalidad” ¿los guerrilleros fueron los que tomaron la decisión de no venir? -Esto es completamente falso.

Hay que recordar que la Fuerza Aérea Colombiana es la directa responsable del lanzamiento miles y miles de toneladas de bombas en sus campañas de exterminio llevadas a cabo contra los campamentos guerrilleros y en las zonas bajo su dominio. Unos bombardeos que igualmente sembraron la destrucción y la muerte entre la población civil (lo que ellos llaman “daños colaterales”) Es intolerable e inaceptable que representantes del gobierno colombiano venga a Gernika a hablar de paz y menos en una ciudad que fue bombardeada por el nazi-franquismo hace ya 80 años. Y como si fuera poco el embajador de Colombia en España es el señor Alberto Furmanski Goldstein, ingeniero Químico y reconocido empresario judío dueño de la compañía MINIPAK. Este es un oligarca sionista perteneciente al círculo íntimo del Presidente Santos (Su nombramiento es un premio a los aportes económicos realizados por el lobby judío a su campaña) No olvidemos que a principios del siglo XX llegó una gran oleada de judíos a Colombia que poco a poco fueron desarrollando sus actividades en el ámbito industrial, empresarial y comercial. Esta es una comunidad detenta un incalculable poder económico y por lo tanto una gran influencia política (todos los presidentes de Colombia les acogieron y brindaron las mayores facilidades a los inmigrantes judíos).

El Embajador Furmanski también es un gran amigo del gobierno israelí que lo tiene como uno de los grandes donantes de la causa sionista. La familia Furmanski es multimillonaria y posee inmensas extensiones de terrenos en los cerros orientales de Bogotá. Además, participan activamente como filántropos en los proyectos de la fundación Menorah (que se dedica a las obras de caridad) cuyo presidente fue el finado multimillonario Edmundo Esquenazi (pionero de la industria petroquímica colombiana) y que dirige su hermana Aida Furmanski (a la que Santos nombró como gerente de Artesanías de Colombia).

No entendemos cómo el embajador Furmanski -amigo del Gobierno de Tel Aviv y por lo tanto cómplice de los bombardeos sionistas sobre Gaza y Cisjordania- tiene el descaro de presentarse en Gernika a poner flores sobre la tumba de a las víctimas del bombardeo nazi-franquista de 1937. Pero claro es que Israel y Colombia luchan por la paz y la fraternidad en el mundo como se ha demostrado con la concesión del premio Nobel de la Paz a esa trilogía de hombres ilustres: Isaac Rabin, Shimon Peres y Juan Manuel Santos.

El embajador además ha tenido vínculos con el narcotráfico en la época en que era socio con Andrés Jaramillo y Gossman del famoso bar “Up and Down” muy frecuentado por la jet set y también por los narcos en los años dorados de la bonanza cocalera (finales de los 80 y principios de los 90 en Bogotá). En ese mismo local se realizaban shows porno para los clientes exclusivos y se fomentaba la prostitución y la pedofilia. Una actividad que les reportaba pingues beneficios a esta “sociedad cultural y recreativa”.

Por “Up and Down” pasaba igualmente la mafia de los esmeralderos (entre ellos Víctor Carranza) tan amiga de los Furmanski (El mercado de las esmeraldas lo manejan en buena medida los judíos) Los Furmanski demostraron su buen corazón financiando con colectas y subastas las campañas del narco-presidente Ernesto Samper y J.M Santos. En esos círculos de poder es donde se reparten las prebendas, los cargos públicos, las licitaciones, los contratos, los consulados, las embajadas, o las consesiones de los medios de comunicación. Mafia de guante blanco que sin ningún reparo se apodera de los recursos del estado en una clara muestra de nepotismo y corrupción. Son celebres las relaciones que tuvieron los socios de la “gente divina” con el paramilitar Mancuso con el que iban a cazar patos en Valledupar o de rumba vallenata por la Guajira. La familia Furmanski es muy amiga de Fernando Carrillo, exministro de Justicia, (hoy Procurador General de la Nación) el encubridor de Pablo Escobar cuando se fugó de la cárcel “la Catedral” en Medellín.

Intenté hablar con el Alcalde de Gernika el Sr Gorroño para pedirle explicaciones sobre la ausencia del representante de las FARC y los oscuros antecedentes de sus invitados. ¿sus asesores habrán estudiado con detalles este historial? Me temo que de ninguna manera. Cuando le acerqué el micrófono se disculpó y salió corriendo por los pasillos del teatro Lizeo.

Aquí en Gernika nadie se atrevió a criticar o hacer preguntas sobre estos asuntos tan engorrosos y tan sucios. Claro, ¿quién iba a pensar mal del premio Nobel de la Paz el Exmo. Dr. J.M Santos y de su representante el Alto Comisionado para la Paz Sergio Jaramillo y menos del embajador Alberto Furmanski, una persona tan fina y educada? Prefirieron dedicarse a disfrutar del variado menú de primera categoría y a brindar con el mejor vino por la paz y la hermandad de los pueblos.

En la entrega de los premios se ha echado mucho en falta la presencia de la juventud y los sectores populares. Y es que la mayoría de los asistentes eran funcionarios, burócratas asociados al PNV (el partido de gobierno en Euskadi). Lo más extraño fue la ausencia del MLV (Movimiento de Liberación Vasco) o de los partidos de izquierda abertzale en el acto. Estamos hablando de que se conmemoraban los 80 años del bombardeo de Gernika que es un hecho histórico que ha marcado a sangre a fuego el alma pueblo vasco y es un símbolo inalienable de su lucha por su libertad e independencia.

Ver vídeo: Boicot del gobierno colombiano a las FARC en la entrega de los premios de la Paz Gernika 2017
 

Venezuela Aurrera

Coprorebeldia

La Mancheta

Informes especiales

The New York Times

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com