Compartir

Discurso leído el 14 de diciembre 2014 por la Dirección Nacional del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, FPMR en el Acto Aniversario ante varios miles de pobladores/as y trabajadores/as en la Población Yungay Santiago de Chile.

Buenas tardes hermanos, hermanas, compañeras, compañeros, amigos, amigas, damos las gracias a los representantes de partidos y organizaciones hermanas que nos acompañan. Y sobre todo de nuestros vecinos y el pueblo que lucha día día por sus derechos.

Son 31 años de lucha, han pasado muchos hermanos y hermanas por esta gran y heroica organización, así también, nos hemos equivocado y asumimos los errores con la frente en alto y buscamos colectivamente las formas de revertirlos. La autocritica es un valor que tenemos que impulsar con fuerza, así como la crítica constructiva que busca mejorar la justeza de nuestras acciones.


Nos alegramos mucho de vuestra presencia, el esfuerzo que han hecho por llegar hasta esté rinconcito de Santiago. Una de las poblaciones más aguerridas que hemos conocido, una de las principales marchas armadas en dictadura se hicieron aquí, hoy nos hemos dado cita para conmemorar los 31 años,

El Rodriguismo estuvo, está y estará junto al pueblo, porque es el pueblo, cada uno de los actores sociales de nuestro país que es capaz de levantar la voz, que no se deja intimidar por el poder, aquel que discrepa cada vez que los medios de comunicación nos quiere vender mentiras de un país que no existe, es un Rodriguista y tenemos que escucharnos, única forma de no equivocarnos.


Son millares las movilizaciones que día a día irrumpen en la cotidianidad de nuestra patria, el pueblo de apoco se empodera y exige sus derechos, ya no basta con el amedrentamiento, ya no basta que lo espanten con quitarle las matricula a los estudiantes o con el discurso de que van a desperdiciar el año, hoy construimos dignidad.

La izquierda aparece confundida, aquellos aliados con los que enfrentamos a la dictadura, con quienes soñábamos con una sociedad sin clases, respetuosa de los seres humanos, con educación, salud y vivienda como un derecho humano, no como un bien de consumo o como un producto más que se tranza en el mercado. Hoy administran el sistema de mercado, Capitalista, Neoliberal, mantienen la constitución espuria de Pinochet.


Han pasado 26 años, desde que Pinochet y el imperialismo, obligados por patriotas que lo enfrentaban día a día, se vieron forzados a aceptar el negocio que les ofrecía la concertación. La traición se había incubado en contra del pueblo, al igual que el golpe, la continuidad de los planes y estrategias que se encontraban en pleno desarrollo por parte del Imperio, de la oligarquía, de la derecha más recalcitrante, apoyados desde el mismo golpe por partidos de centro, entre los que se destaca el partido Demócrata Cristiano.

Entre la posibilidad de un nuevo golpe, caballito de batalla de los asociados de la concertación y afines, nuestro pueblo se quedo sin decir mucho, mantuvo la alegría, la esperanza de un futuro mejor y esperó, que aquellos que hacían de dirigentes políticos y aparecían en la televisión en cada noticia les aseguraran su bienestar y los dirigieran en torno a una sociedad distinta a lo que había sido los 17 años de dictadura cívico militar.


Poco a poco el pueblo vuelve a sacar la voz, sus antiguos dirigentes se institucionalizaron, ya no importa el pasado “tenemos que mirar el futuro”, nos dicen, ellos son los administradores del Estado y ya no quieren cambiar nada, ya no son perseguidos ahora son perseguidores.

Veintiséis años con un sueldo mínimo que es una miseria. Con una serie de impuestos que encarecen la vida, Salud y educación como productos de mercado. Con leyes laborales que dificultan la sindicalización, donde las AFP ganan cinco veces más que lo que rentan los fondos de pensiones que gestionan, con una desigualdad tan grande que entre un chileno que gana el sueldo mínimo mientras los sectores mar ricos ganan 102 veces más, donde 5 familias multimillonarias acumulan un patrimonio equivalente a 20 % del Producto interno Bruto de todo el país.


Con la Llegada de “la actual seudo Democracia” los sectores más acomodados que en dictadura crecían 140 veces hoy sus riquezas han aumentado a 260 veces, el ingreso per cápita mensual de las 1.200 personas más ricas "es estratosférico", con cifras por sobre los US$10 millones de dólares al año. Este monto es casi 3.000 veces mayor que el ingreso promedio del 80% más pobre de la población.

Parece increíble, después de tantos años en que todos creyeron que en Derechos Humanos, las cosas cambiarían de forma concreta, hoy seguimos asistiendo a brutales golpizas a trabajadores, estudiantes, profesores, mineros , pescadores a nuestros hermanos y hermanas mapuches, incluso violaciones y desapariciones de niños y niñas.

Tenemos varios hermanos y hermanas que se encuentran viviendo la prisión por distintas razones, creemos que es necesario fortalecer las organizaciones de DDHH. Que desarrollen diversas actividades en función de proteger, visitar y velar por que se cumplan los derechos que cada presa o preso posee, existen también algunos compatriotas presos en otros países, España, Brasil etc.


Exigimos que el estado cumpla con su deber ya que suscribió tres tratados sobre el Traslado de Presos Condenados y el Cumplimiento de Sentencias Penales. Es el caso de Mauricio Hernández Norambuena quien se encuentra cumpliendo condena en Brasil, creemos que la condena debe ser cumplida en un régimen que no viole sus derechos como ha ocurrido hasta ahora, requiere como todo ser humano tener contacto con sus familiares y estando en Brasil es imposible, si llega a pasarle algo a su vida hacemos responsable al Estado, por no haber cumplido con su mínima responsabilidad.

En el Sur un pueblo clama por que le devuelvan sus tierras, porque se les respete su cultura, por vivir en armonía con la tierra y el ecosistema, un pueblo que por siglos no ha podido ser vencido. Saludamos sus luchas y solidarizamos con ellos; Mapuches, Aimaras, Patagones, Güilliches etc, pueblos que seguirán siendo iconos de nuestras batallas.

El ecosistema y los pueblos originarios, esta lucha no puede dejarnos inmóvil, es una lucha de todos los seres humanos, la contaminación nos está matando, la erosión de las tierras productivas y la desaparición de las napas de agua, van en aumentando, Los estados han permitido que miles de quilómetros de cordillera sean deforestados de nuestra flora y fauna nativa. A cambio les entrega a trasnacionales la forestación del pino, que sólo está pensado en función de que se comercialicé rápidamente sin tomar en cuenta el daño producido al medio ambiente.

Las mineras en manos de extranjeros saquean nuestros recursos, no les importa dejarnos sin agua y nuestras tierras contaminadas, su voraz extracción ha arrasado con pueblos, dejando enfermedades y sin futuro a miles de chilenos.

Es hora de decir basta, y exigir que se vayan estos sinvergüenzas que lucran de Chile y nada dejan a la Patria, solo la miseria y el hambre, esa es tarea de todos y todas. Son ustedes, somos nosotros, es el pueblo organizado en torno a sus derechos.

La soberanía popular sólo es posible construyendo una gran asamblea constituyente, donde todos y todas las y los pobladores participen. decidiendo y haciendo nuestro destino. Echando a patadas a las castas de políticos corruptos que se han llenado los bolsillos de nuestras riquezas, junto a nuestros hermanos Latino Americanos fortaleceremos las relaciones humanitarias y comérciales, en donde daremos paso a una segunda y definitiva independencia.

La paz social, no puede estar mediada por el miedo, la desigualdad por la falta de respeto a los seres humanos, necesitamos de un pueblo organizado, preparado, informado, exigiendo los derechos sociales, culturales, políticos. No podemos quedarnos callados, no podemos agachar la cabeza, y menos estar de rodillas, es necesario enfrentar a los enemigos de nuestra patria con todas las formas de lucha que sean necesarias, que estén acorde al momento político que vivimos, tenemos que tener cuidado, mantener la vigilancia revolucionaria, ya que no falta el que se las da de revolucionario y sólo busca justificar la represión a nuestras organizaciones, ejemplo tenemos por doquier.

El FPMR. Ha cumplido la edad necesaria para transformarse en un partido Revolucionario, ya no somos aparato de ninguna partido político, es hora de que se vayan integrando todos y todas las luchadoras y luchadores sociales que creen que es posible implementar nuevas formas de hacer política, disputando los espacios territoriales con dirigentes rebeldes y comprometidos. Es hora de que se constituyan verdaderos bastiones de dignidad y presencia revolucionaria.

Con toda la fuerza y dignidad de los más humildes, de los desprotegidos de los patriotas, que quieren un país para todos y todas, donde nuestros recursos naturales sean de los chilenos y no de empresas extranjeras.

¡¡Tenemos mucho por hacer!!¡ ¡Un Rodriguista, se debe probar cada 24 horas!!

Necesitamos de todo el Pueblo, de cada joven, de cada mujer y hombre, necesitamos de toda la Patria

Hemos Prometido Refundar la Patria, Y la Refundaremos !!!

Hasta la Victoria Siempre

Dirección Nacional

FRENTE PATRIÓTICO MANUEL RODRÍGUEZ, FPMR

14 diciembre 2014

 

Diálogos de paz

Fotografía la Paz

La Mancheta

Informes especiales

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com