Compartir

Alberto Martínez- Militante de las FARC-EP.

 

Agosto 9 de 2017

“Surcando caminos de paz con sangre de pueblo en las venas, luchaste por la libertad, comandante Jacobo Arenas. Luchador marquetaliano, guerrero de tantos años le dio su vida a su país, y hoy para el pueblo ha dejado sus ideas y su fusil.

 

Mientras existan farianos, Jacobo no ha de morir. Nuestro comandante se va, fue ejemplo de lucha constante, su bandera nunca caerá, la mantendremos ondeante Forjador de combatientes de luchadores que sienten, que su conciencia los lleva y que seguiremos siempre la idea que él tenía en su mente de hacer la Colombia Nueva. Descanse en paz comandante, que habrá una Colombia Nueva y seguiremos palante nuestra lucha guerrillera”.

 

Julián Conrado

 

El 10 de agosto se cumplen 27 años de la desaparición física del Comandante Jacobo Arenas, que junto a Manuel Marulanda Vélez enfrentaron la operación militar a Marquetalia u operación LASO, de la Resistencia de 48 campesinos brotaron las FARC-EP, que durante medio siglo pusieron en jaque al poder oligárquico colombiano. Dejemos que sea el propio comandante Jacobo Arenas que narre el trayecto histórico de 1964 a 1990 y su afán para conquistar para Colombia una paz con justicia social.

 

“Contra el núcleo revolucionario de Marquetalia se emplearían a fondo 16.000 hombres del ejército. Fuerzas combinadas de infantería, artillería, aviación para bombardeos y aerotransporte iniciarían la agresión. Se emplearía en todo su rigor la táctica del cerco y el bloqueo. Si se producía por parte de los campesinos alguna manifestación de resistencia, serían lanzadas bacterias contra la población”

 

“La dirección central del Partido Comunista necesitaba reforzar la presencia de sus cuadros en el teatro de los acontecimientos futuros. A Hernando González y a mí nos cupo el gran honor de ser comisionados para cumplir esa tarea, el primero en representación de la Juventud Comunista y el segundo en la del Partido”.

 

“En la madrugada del 11 de abril nos pusimos en marcha. Al día siguiente penetramos en la montaña. Seis días después nos confundíamos en abrazo fraternal con Manuel Maru-landa y un grupo de muchachos que ya esperaban el avance de las tropas enemigas”.

 

“Con la compañía de ustedes no debe ser tan dura la guerra- nos dijo Marulanda”.

 

"Con el pretexto de la "lucha contra la violencia", desde hace meses los altos mandos de las Fuerzas Armadas, con el apoyo del Presidente Valencia y la inspiración de los círculos más agresivos del conservatismo y del liberalismo oficialista, vienen preparando una nueva ofensiva armada contra el campesinado de esta región. Este plan regresivo ha culminado en estos días con la inminente iniciación de operaciones que se identificará como una verdadera guerra de exterminio. Las informaciones de que dispone este Movimiento indican que en el asalto oficial a mano armada de Que se hará víctima a esta región, participarán de 10.000 a 16.000 unidades militares”

 

“Reclamamos el apoyo nacional porque sabemos que el ataque contra Marquetalia no es sino el inicio de una nueva fase de la política de "a sangre y fuego!".

 

Nosotros, el campesinado todo de Marquetalia y del sur del país veíamos claramente cómo se cerraban las posibilidades de un arreglo político, pacífico, del problema planteado.

 

“El 18 al mediodía escuchamos por la radio que había comenzado la "Operación Marquetalia".

 

“La nueva forma de organización de la guerrilla campesina implicaba una nueva composición: 7 hombres armados y 5 desarmados, que jugarían el papel de servicios especiales, minadores, aprovisionadores y rancheros. Cada cuerpo armado o guerrilla operaría en un área que le impidiera al enemigo su localización. Frente a la táctica del enemigo, consistente en tomar contacto con el movimiento guerrillero y no perderlo hasta la terminación de la guerra, la asamblea acordó realizar movimientos que obligaran al enemigo a perder ese contacto, en tanto que las guerrillas lo mantendrían con él a través de las masas y de los servicios de inteligencia revolucionarios. La última determinación, en fin, transformó la dirección del Movimiento en un Estado Mayor Guerrillero. Todos los frentes de actividad de la dirección se unificaron en el Estado Mayor”.

 

“Para las condiciones de este nuevo tipo de guerra hay que reorganizar el Partido de tal manera que se impida la penetración del enemigo en sus filas. Las antiguas células grandes ceden el paso a organismos pequeños, ágiles, audaces, penetrados de conciencia política, que realizan atrevidas tareas y mantienen el contacto cotidiano con las masas. Su volumen permite la vigilancia activa y el control diario”

 

“Hay que ir a las reuniones celulares. Hay que explicar de manera sencilla y clara la línea política, poniendo ejemplos, en un lenguaje accesible a la mentalidad de las gentes. Hay que escuchar atentamente a los compañeros, tomar apuntes y concretar la discusión en tareas prácticas e inmediatas. Hay que verter en las células la experiencia que uno haya logrado acumular. Hay que enseñar sin ninguna pedantería y al mismo tiempo aprender”.

 

“En las reuniones de masas toca armarse de paciencia si se quiere ayudar a elevar su nivel político. Hay que agitar, propagar ideas, explicar la línea política del Partido. Dar seguridad a las masas en cada momento, tomar sus problemas y darles una salida concreta. Cuando la gente está clara sobre el origen de sus miserias y sufrimientos, recibe con alborozo la solución revolucionaria”.

 

“El guerrillero de hoy es un profesional revolucionario, que debe elevar constantemente su nivel político y cultural. Nosotros no desperdiciamos la ocasión de realizar reuniones con los cuerpos armados, asambleas educativas, cursillos intensivos, todo ello con base en un plan de estudios, sencillo y directo”.

 

“El guerrillero necesita comprender el curso del proceso revolucionario y sus perspectivas, a escala nacional e internacional. Necesita saber cómo se combinan todas las formas de lucha del pueblo y en qué dirección. Necesita saber eso porque hasta ahora, no obstante la vida de miseria, explotación, sometimiento, violencia y guerra, el pueblo no se ha levantado a la insurrección, y cuando lo ha hecho no ha logrado llegar a la meta propuesta”.

 

“En esta lucha es posible comprender el significado de la solidaridad nacional y mundial con los combatientes guerrilleros. La vida entre los guerrilleros ayuda a comprender de una manera diáfana, inmediata y si se quiere brutal, el humanismo proletario. Se aprende a vivir en comunidad, a compartir aflicciones, escaseces, tragedias y alegrías. El dolor de uno lo sienten todos, la alegría de uno es patrimonio colectivo. Cuando uno de los nuestros cae, el dolor y el luto nos envuelve a todos, y cuando obtenemos una victoria, todos nos sentimos inflamados por la fe y por la pasión revolucionaria”.

 

“La vida guerrillera está libre de falacias. Es real, descarnada. Nada hay oculto. No hay comercio de nada”.

 

“ La única industria de la guerrilla es la revolución. No hay propiedad privada; todo es propiedad de la revolución”.

 

“El movimiento armado es un hormiguero de labor revolucionaria; cada cual tiene su puesto en las filas de la revolución. A cada uno se le ven y señalan sus defectos, con vistas a la corrección. El guerrillero es la revolución encarnada”

 

“Manuel Marulanda Vélez. 35 años, casado, cinco hijos. Campesino, hijo de campesi-nos, obligado a transformarse en guerrillero, luego en comandante de guerrillas y ahora en jefe del movimiento guerrillero del Bloque Sur y líder de las masas del Nudo de la Cordillera Central”.

 

“Para la reacción y el imperialismo, Marulanda es el "bandolero Tiro-Fijo". Con ello pretenden rebajar la estatura de este cuadro político y militar, uno de los combatientes guerrilleros que más pesadillas ha dado a las fuerzas militares oficiales. Es miembro destacado del Comité Central del Partido Comunista y tiene una apasionante trayectoria de lucha revolucionaria”.

 

¿acaso no se sabe que la paz se conquista aquí en Colombia en ardua lucha, inclusive con muertos porque la pelea es con fuerzas reaccionarias que tienen enorme poder todavía en este país atrasado y monacal?

 

“Sobre el tema de las modas no te hagas problemas. Eso ya estaba resuelto por nosotros luego del carnaval del 27 y 28 de mayo. No vamos a hacer ningún tipo de ostentación que la entendemos sencillamente inconveniente, y además boba. Jacobo Arenas no lo es por la ropa sino por lo que tiene en la cabeza”

 

“Debes recordar perfectamente que entre ustedes y nosotros, de un tiempo atrás, existe un acuerdo que claramente dice o establece normas para el manejo de una cuestión tan delicada como es la misión de “ensartar perlas” en este proceso hacia la paz, que las relaciones, primero con la Comisión de Paz y ahora con la de Verificación, se realizan únicamente con el Secretariado del Estado Mayor de las FARC”.

 

“Sin la menor duda, como dices, en las direcciones políticas de los partidos tradicionales, en el parlamento, en las instancias de los poderes económicos y entre los militares hay incredulidad en cuanto a la voluntad de paz de nosotros. Esto no nos alarma porque es así. Nos alarmaría si, que tales instancias políticas, económicas, deliberantes y militares estuvieran desde ya de acuerdo con nosotros”.

 

“El gobierno del doctor Virgilio Barco en un arranque de mala política quebró el proceso de paz iniciado por el gobierno de Belisario Betancur, seguramente para congraciarse con la Doctrina fascista de la Seguridad, un engendro de la política exterior norteamericana, ahora claramente diseñada en el documento Santa Fe II para la administración del señor George Bush”

 

“Pero como soy el hombre más optimista de la tierra y el más feliz haciendo política, como dice el poema Garrik no soy quien en las primeras de cambio da su brazo a torcer y prosigo en la batalla por la conquista de la paz apetecida por la inmensa mayoría de nuestro pueblo”.

 

“El libro que ofrezco al lector lleva implícito un mensaje para que entre todos los colombianos, en un esfuerzo común, conquistemos la paz y derrotemos la guerra”

 

“Como en mi corazón y en mi cerebro no cabe la ingratitud hago referencia directa del Senador de la República doctor Alvaro Leyva Durán quien ha consagrado y está consagrando toda su capacidad intelectual de político y humanista a la lucha por la reconciliación de los colombianos”.

 

“El libro dirá al lector lo difícil que es hallar caminos, tender puentes y levantar esclusas en la búsqueda de la paz cuando oscuras fuerzas se interponen”.

 

“En esta lucha por la paz democrática nosotros estamos poniendo todo lo que tenemos y una indoblegable voluntad de concordia nacional. Si no lo logramos, el verdadero derrotado seria el pueblo colombiano ya harto de sangre y muerte a manos ya se sabe de quienes, y se incrementaría la represión, pero también la guerra popular.”

 

“Como con el Estado de Sitio los militares quedan con las manos libres para hacer lo que les venga en gracia, lo mejor sería solicitarle al presidente que ubique en la Uribe al ministro de gobierno para los días 25 y 26 de este mes, y que por ningún motivo haya patrullajes que puedan poner en peligro la reunión. Nosotros estamos muy preocupados con la medida del estado de sitio. Así comenzó Turbay Ayala cuando lo impuso en el Valle del Cauca primero y luego en todo el territorio nacional. Entiendo que el presidente fue obligado a hacerlo. De eso no cabe duda y uno colige para que lo hicieron. Se trata de impedir posibles acuerdos de paz. La paz mata a los guerreristas. La paz es la Apertura Democrática a la que el militarismo le teme más que el diablo a la cruz.”

 

“A mucha gente le parece que discutir cosas es fácil. A mucha gente le parece que cuando alguien no se refiere a las cosas gruesas, a las cosas específicas del manejo diario de la política revolucionaria, sea desde el punto de vista militar o político , es porque a la gente no le gusta o porque la gente no quiere hacerlo, o porque la gente considera que eso no toca su propio interés de clase ; sin darse cuenta que si nosotros no ayudamos, que los que tienen más conocimientos no contribuyen al desarrollo intelectual de los demás compañeros... Es que no es fácil discutir. Lo fácil es charlatanear, lo fácil es decir cosas sin que se tengan elementos de juicio, lo fácil es sentar tesis, lanzar tesis y hacer planteamientos que están fuera del contexto de las propias realidades que nosotros manejamos, eso es lo fácil, y eso se llama : charlatanería”.

 

“Lo que nosotros manejamos no son problemas fáciles, son problemas sumamente complicados. Lo que nosotros manejamos en la vida diaria tiene que ser el reflejo de estas realidades profundamente complejas y contradictorias de la sociedad colombiana ; eso no es cualquier tipo de problema. Por eso en ocasiones nos enredan o tratan de enredarnos y en ocasiones nosotros mismos por falta de hacer utilización correcta y audaz de los mecanismos que tenemos para desarrollarnos desde el punto de vista intelectual, entonces de pronto llegan por ahí gentes a “pescar en río revuelto”.

 

“Nuestra acción revolucionaria se basa en el Marxismo-Leninismo, la ciencia de la revolución, pero así mismo, en las manos creadoras de los comunistas, la acción revolucionaria se hace teoría mediante la elaboración científica, el análisis y la crítica.”

 

“Entonces cuando la guerra que es la expresión más álgida de la lucha de clases, de la lucha política por el poder, no expresa de manera clara y concluyente una concepción política que tiene necesariamente que ser la concreción de una concepción ideológica; la guerra o cualquier forma de manifestarse, pierde su sentido y en consecuencia antes que beneficios a la causa que uno dice defender, le trae gravísimo daño y en ocasiones la derrota frente al enemigo”.

 

“Los comunistas entendemos la lealtad como una forma cristalina y sana de desarrollar unos principios, como una forma diáfana de ser honesto en el impulso de nuestros trabajos, la entendemos como una actitud consecuente que plasma en la práctica nuestras orientaciones fundamentales de conferencias y eventos de dirección, la entendemos como una forma sincera de utilizar nuestros mecanismos: Reglamento, Régimen Interno y Estatutos verticalmente y sin vacilaciones, entendiendo que nuestro compromiso revolucionario es con el pueblo, con su dirección y, que nuestra guía es el Marxismo-Leninismo”.

 

La semblanza que la Octava Conferencia hiciera de Jacobo Arenas, debe ser recordada hoy:

 

“Su incesante esfuerzo por desentrañar, de entre la maraña de contradicciones que subyacen en el seno de la sociedad colombiana, una interpretación acertada de la realidad, que sirviera de guía a nuestro movimiento en la lucha por las transformaciones revolucionarias, su acendrado patriotismo, su antiimperialismo, su infinita ansia de conocimientos y de búsqueda de la verdad, su concepción clasista de la política, como el arte del manejo de las contradicciones, su espíritu de partido y su firmeza revolucionaria, fueron, sin ninguna duda, elementos principales de su personalidad que contribuyeron a esculpir su nombre en un lugar cimero entre los grandes revolucionarios de Colombia en este siglo”

 

“El destino de Colombia no puede ser la guerra.” Jacobo Arenas.

 

PTN Amaury Rodríguez. Pondores. Conejo. Fonseca. La Guajira.

Compartir

Compartir

Por: José Beñarán, Combatiente FARC-EP, en Proceso de Reincorporación.

“A la luz de la verdad y el tiempo, nada se esconde, el mérito brilla y la maldad se descubre”

Simón Bolívar

Las FARC-EP firmamos un acuerdo en la Habana comprometidos con el anhelo de paz de nuestro pueblo, el argumento de derrota de la insurgencia fue desmontado desde el discurso de Oslo en la instalación publica de la mesa, el propio acuerdo lo demuestra aquí nadie se desmovilizo, nos Reincorporamos (Colectiva e individualmente) en lo político, económico y social, otra prueba de eso es precisamente la dejación del 100% de armas por parte de nuestra organización y los compromisos adquiridos por el Estado como la entrega al campesinado marginado de 10 millones de hectáreas (3 millones en el fondo de tierras y 7 millones en la formalización de la propiedad). Nos sorprende que su cadena de televisión, en especial su noticiero, de manera consciente se empecina en generar un medioambiente no propicio para la reconciliación nacional, se están convirtiendo en el altoparlante de los sectores más obcecados de la política nacional, es momento de meterse al cuento de la reconciliación o quedarán relegados en la historia.

Las y los guerrilleros de las FARC-EP (Hoy ya Excombatientes), nos encontramos a portas de comenzar nuestro proceso de reincorporación a la vida civil en lo político, económico y social, para que este proceso sea exitoso necesitamos desmontar la estigmatización y odio visceral, con el que algunas personas nos pintan, utilizando apelativos como “los Uribe-noguera de las Farc”, “terroristas”, “Narcotraficantes”, “Asesinos”, en gran medida por el papel que ustedes como medio masivo de comunicación jugaron en la guerra azuzando la confrontación y ese odio contra las FARC-EP, que termina en lo concreto siendo un odio personalizado contra nuestra dirigencia y contra nosotros como personas.

Lo que el actual momento necesita es programas de no-estigmatización y generación de cultura de paz, a eso le apostamos las Farc.

Su canal trasmite en la programación de 11:30 am, un programa estilo serie de televisión, que más parece una “novela” de nombre “COMANDO ELITE”, cuyo objetivo claro es asesinar moralmente a los hombres y mujeres que estuvimos alzados en armas contra el Estado y crear falsos imaginarios colectivos de lo que somos las y los combatientes de las FARC-EP, es por actos completamente mentirosos como los mostrados en dicho programa, que se nos cierran puertas educativas, laborales y de nuevas oportunidades de vida con nuestras familias, afectando nuestro proceso de reincorporación, y una conclusión de lógica del pacto de la habana es que sin reincorporación no habrá paz estable ni duradera.

Para mi fue triste que en pleno acto de dejación de armas total por parte de nuestra organización, su cadena televisada dejara de transmitir tan histórico acto, para transmitir precisamente la sarta de mentiras de Comando Elite, pero también fue de regocijo existencial y moral que una niña de 9 años que visitaba la Zona Veredal Simón Trinidad cuando nos conoció dijo “mami no son como lo que muestran en comando elite”.

Por eso solicito a nombre mío como excombatiente en proceso de reincorporación y a nombre de mi familia, que se elimine de su programación el mencionado programa y se haga un programa en el que se aclaren los hechos mostrados por la novela, explicando que corresponden a hechos y situaciones ficticias, el defensor del televidente podría brindar un espacio para que nuestra organización ejerza el derecho de réplica y se puedan desvirtuar las mentiras mostradas en el comentado programa.

Llamamos a la Agencia Para La Reincorporación y Normalización (ARN), le solicite a RCN TELEVISION, que elimine de su programación la serie “COMANDO ELITE”.

Señores RCN déjense de tanta vaina y métanse al cuento de la reconciliación.

 

 

 

Compartir

Julio 22 de 2017

Alberto Martínez militante de la Fuerza Alternativa por la Reconciliación de la  nueva Colombia- Esperanza del Pueblo FARC-EP.

 

Fue dado a conocer un informe de la Fundación  Paz y Reconciliación llamado “ cómo va la paz”  las denuncias que hace esta fundación ya las FARC desde que se inició el asesinato de líderes sociales y defensores de derechos humanos hemos dicho que eso forma parte de un plan sistemático paramilitar de la derecha santistauribista   con el fin de desestabilizar el proceso de implementación de los Acuerdos de Paz       y que ni el presidente Santos, ni su ministro de defensa, ni el fiscalito del grupo aval quieren reconocer.

 

Los excombatientes de las  FARC-EP, a pesar de que  de que en los colombianos había dudas de que fuéramos a entregar las armas a las Naciones Unidas, esta se realizó en los tiempos acordados en los protocolos. Se destaca que es la única negociación en Colombia y en el mundo que más armas se entregaron por combatiente. Veamos el caso de la “negociación” del yo con yo, la farsa que realizaron los padres del paramilitarismo Uribe Vélez creador con su hermano  Santiago del grupo paramilitar los 12 apóstoles y de las cooperativas de seguridad las convivir en Antioquia y su vicepresidente Francisco Santos padre fundador del Bloque Capital de las Autodefensas unidas de Colombia Las AUC entregaron por hombre 0.6 arma ni siquiera una por hombre, el único requisito que les coloco Uribe  para iniciar conversaciones fue que decretaran un cese de fuegos que no se cumplió asesinaron 2500 personas y cometieron más de 40 masacres.  El bloque Cacique Nutibara de don Berna entrego el 60 % de los hombres desarmados.

 

El cumplimiento  de los Acuerdos por parte del Estado que lo represento el presidente Juan Manuel Santos han sido, incumplimientos, asesinatos sistemáticos, falta de compromiso político, debilidad institucional, cálculos electorales.

 

La principal preocupación gira, como era predecible, en torno a la insistente negativa por parte del Estado en aplicar la Ley de Amnistía, aprobada en diciembre del año pasado y que debería beneficiar, según los registros que comparten tanto el Gobierno como las Farc, a algo más de 3.000 presos: “1.784 están en desobediencia civil, de los cuales 1.565 están en huelga de hambre y 45 tienen las bocas cosidas”. Se concluye que aún hoy el 63.75 % de los presos de las Farc (1.942 miembros) están esperando a que se les apliquen los beneficios de esa norma, producto de los textos de La Habana.

 

Otra alerta que hace el informe es el de la seguridad de los líderes sociales (algo apenas lógico pues, en lo que va de 2017, van 54 asesinados), y asegura que son ataques sistémicos, y no aislados. “Cada cuatro días se comete un homicidio contra un líder social en Colombia y cada dos, hay uno amenazado”, concluye. De todas maneras, también asegura que “se comienzan a ver avances institucionales en seguridad”. Por un lado, el Ejército tiene “una presencia estable en todo el territorio  nacional con cerca de 300000 efectivos” y la Policía “cuenta con un despliegue de a172000 policías distribuidos en 8 Regiones en todo el país

 

La sola presencia de fuerza pública no le garantiza la vida a  los líderes sociales que han sido asesinados a pocos metros de retenes militares o a poca distancia de batallones y cuarteles de policía y en algunos casos este hecho les garantizaba seguridad a los paramilitares,  Lo único que cambiaría la mentalidad asesina de los mandos y tropas de las fuerzas armadas es desechar la doctrina militar en la cual los formo el patrón gringo en la escuela de las Américas La Doctrina de la Seguridad Nacional y la Doctrina del enemigo Interno y cortar todo entrenamiento en conjunto con los marines norteamericanos, ya que ellos no forman militares para la defensa de la Soberanía patria sino para defender sus intereses imperialistas. 

 

“El proceso ha estado marcado por dificultades. El Estado ha incumplido en diferentes materias, no ha podido terminar las zonas donde las unidades guerrilleras se  concentraron para la dejación de armas; existe una oposición política liderada por el expresidente Uribe, que pareciera que prefiere que las FARC sigan en armas y que nada de la implementación funcione”.

 

Según comentarios de periodistas  se está creando un ambiente negativo para la participación de los jefes guerrilleros en política con la excusa de que han  cometido crímenes de lesa humanidad. Lo fundamental en cualquier negociación o solución política, que se han realizado en América, África y Europa y aquí en Colombia es crear las condiciones para participar en política siendo la exclusión  política es el motivo principal para buscar la vía de las armas para hacernos escuchar ese fue el caso del partido conservador y la alta dirigencia oligárquica del partido liberal que dio origen a las guerrillas liberales y comunistas en los años 4 0 del siglo pasado.

 

Y la exclusión política representada en  el acuerdo de los dos partidos tradicionales el liberal y el conservador llamado el frente nacional  en 1958 por 16 años es la causa fundamental de la guerra que en estos momentos toca a su fin con el Acuerdo Final, firmado por Juan Manuel Santos en representación del Estado colombiano y Timoleon Jiménez  en representación de las FARC-EP.

 

Yo no conozco a nadie que haya estado enfrentado a un régimen estatal y que llegue a acuerdos para terminar en una prisión, extraditado o excluido de la participación política, eso no tiene sentido    y si es por haber cometido crímenes de lesa humanidad por que no está en prisión el mayor asesino  de Colombia, el de los falsos positivos, el asesino de las comunas de  Medellín Alvaro Uribe Vélez. Sin embargo es senador y por medio de las marionetas de candidatos que tiene, aspira a continuar a partir del 2018 desgobernando a Colombia.

 

PTN Amaury Rodríguez Pondores. Conejo. Fonseca.  Guajira.

 

Compartir

Alberto Martínez.  Militante del Partido Esperanza del Pueblo. Julio 13 de 2017

De todos es conocido que desde que existe el Estado en Colombia, este ha sido, tramposo, conejero y asesino. Podemos  empezar con la  insurrección de los comuneros que fue un levantamiento armado gestado en el Virreinato de la Nueva Granada en 1781 el naciente Estado acepto el acuerdo de las capitulaciones de Zipaquira para ganar tiempo mientras llegaban refuerzos de Cartagena La insurrección estuvo motivada por la necesidad de reclamar un mejor tratamiento económico, como la rebaja de los impuestos por parte de la corona Española.

 Se reunieron en el Socorro cerca de 4.000 hombres que marcharon en direccteión a Santafé-

En el camino se agregaron voluntarios de otras poblaciones hasta completar un cuerpo de  20.000 hombres y, en  Puente Nacional), cerca de Vélez se encontraron con la pequeña tropa enviada desde Santafé, quienes no pudieron interrumpir el avance de los comuneros y, mientras el regente Gutiérrez de Piñeres salía en precipitada marcha hacia Cartagena de Indias, para buscar la protección del Virrey Flórez, el gobierno acordó impedir la llegada comunera a Santafé y designó al oidor Vasco y Vargas y al alcalde don Eustaquio Galavís. El arzobispo (y después virrey) Antonio Caballero y Góngora ayudó, con su presencia y sus discursos a la muchedumbre en las negociaciones.

Las capitulaciones de Zipaquira

A mediados de mayo de 1781 el arzobispo Caballero y Góngora accedió a la firma del documento (aunque él mismo no lo firmo. Entre otros, los puntos más destacados del documento fueron:

  • Derogación o disminución de los impuestos que no habían sido consultados con la población. De forma unánime, se exigió la eliminación del tributo de la Armada de Barlovento, y la disminución en las tarifas de las contribuciones sobre el tabaco y el aguardiente.
  • Devolución de algunos resguardos y minas de sal a los indígenas, reducción de la tarifa de sus tributos y la derogación del diezmo.
  • Restitución de los criollos en algunos cargos públicos que habían sido ocupados por los españoles después de las reformas borbónicas.
  • Eliminación del tributo que debían pagar los negros libertos.

Un sector del movimiento representado por los criollos, en su mayoría, aceptó las capitulaciones y regresaron tranquilamente a sus casas. Sin embargo, algunos miembros de la revuelta, encabezados por José Antonio Galán, desconfiaron de la celeridad con que fueron aceptadas las condiciones por parte de los negociadores y el arzobispo y prosiguieron la lucha.

En una reunión posterior de las autoridades de Santa Fe, se acordó la nulidad de las Capitulaciones y el Virrey desde Cartagena ordenó la captura de Galán y los demás comuneros que aún proseguían con el movimiento. En febrero de 1782, Galán fue apresado, ejecutado  y descuartizado y las partes del cuerpo fueron expuestas en la región comunera de Santander.

El movimiento comunero fracasó, pero dejó en claro a los criollos la desconfianza que debían tener frente a las autoridades españolas. Los Acuerdos de Zipaquirá, no fueron más que un instrumento de las autoridades coloniales para ganar tiempo, mientras se reforzaba la capital con tropas enviadas desde Cartagena.

25 de septiembre de 1828 atentado contra la vida del Libertador.

Santander conocía del atentado del  y callo  esperando a que sucediera, ni hizo la denuncia correspondiente, no hizo el menor esfuerzo para evitarlo, ya que quienes habían planeado el asesinato de Bolívar eran amigos y seguidores de Santander, como Florentino González, Luis Tejada Vargas y otros. Le recomendó a sus seguidores hacer el atentado una vez hubiera partido a EstadosUnidos, en desempeño de la misión diplomática.

El personaje clave  que frustro el  asesinato de Bolívar fue ManuelaSáenz y a quien  el Libertador llamo “la Libertadora del Libertador”.

El magnicidio del Mariscal Antonio a José de Sucre.

Cuatro disparos de fuego cruzado, en la montaña de Berruecos, 80 km al norte de Pasto, terminaron con la vida de Antonio José de Sucre, héroe de Pichincha. El magnicidio que conmovió a la América hispana se ejecutó la mañana del 4 de junio de 1830.  El Congreso “Admirable”, cuyo objetivo había sido preservar la unión de la Gran Colombia, había fracasado por la secesión de Venezuela. Sucre, que lo había presidido, retornaba apesadumbrado por el colapso del ideal bolivariano; su propio mentor, Bolívar, había abandonado el poder consumido por la decepción y la  enfermedad que no tardaría en llevarlo a la tumba. La orden del asesinato de Sucre partió de los caudillos del valle del Cauca, generales José Hilario López y José María Obando, de la facción liberal que repudiaba la pretensión monárquica que se atribuía al Libertador. El militar, estadista e historiador colombiano, general Tomás Cipriano Mosquera, escribe en sus memorias que la orden de asesinar a Sucre provino del denominado clan “septembrista” de Bogotá, involucrado en el atentado del 25 de septiembre de 1828 que estuvo a punto de costarle la vida a Bolívar. “Era para ellos un obstáculo la existencia de Sucre, que consideraban como el lazo de unión para mantener la integridad de Colombia”.

La revolución de medio siglo o la revolución de los artesanos.

La historiografía colombiana elimino de sus anales al patriota colombiano José María Melo que era un convencido soldado  del ejército Libertador uno encuentra el porqué del ostracismo que la clase dominante tiene a Melo, ya que su vida y lucha son mal ejemplo según ellos, Melo es el único prócer de la independencia que da el paso lógico al socialismo, después de ser desterrado por Páez, viaja a Europa y entra en contacto con círculos socialista y estudia la obra de   los socialistas utópicos. Era partidario del proteccionismo ya que este   permitía el desarrollo de la industria nacional.

El 21 de abril de 1819 se enroló en el Ejército Libertador. Participo en varias de las  batallas importantes de la independencia de Suramérica: en Bomboná y Pichincha en 1822; en Junín, y en la Batalla de Ayacucho que selló la independencia de las antiguas colonias españolas en América del Sur.

Al morir Bolívar el 17 de diciembre, la situación fue cada vez más difícil para sus amigos. El general Caicedo, se declaró en ejercicio de la primera magistratura y finalmente, Urdaneta le entregó el mando el 2 de mayo de 1831. Como parte del Convenio Melo y otros oficiales son desterrados de Clombia.

Melo marchó a Venezuela, con su entonces concuñado Urdaneta. Allí se vinculó al grupo de oficiales patriotas que se levantaron contra el presidente José María Vargas, en 1835, para exigir la reconstitución de la Gran Colombia, reformas políticas y el fin del poderío económico de la oligarquía, fortalecida con el comercio de importación y exportación.

Melo se dirigió en diciembre de 1836 a Europa, donde además de estudiar en la Academia Militar en Bremen, Sajonia, se interesó por las ideas socialistas que se debatían en círculos locales. Le interesó especialmente el naciente movimiento sindical obrero y la experiencia del Cartismo, surgido en Inglaterra en 1838.

En 1841 regresó a Colombia. Participó de la fundación de las Sociedades Democráticas que organizaron los artesanos e intelectuales socialistas influenciados por Saint-Simon y Fourier, y apasionados lectores de la obra de Louis Blanc, La Organización del Trabajo y el recientemente publicado libro de Proudhon, ¿Qué es la Propiedad?. Los líderes de los Estas sociedades se opusieron al libre comercio con Inglaterra, Francia y Estados Unidos ya que las importaciones los arruinaban e impedían el nacimiento de la industria nacional. Exigieron el respeto a los Resguardos Indígenas y la abolición de la esclavitud. Además rechazaron el Tratado de Comercio y Navegación con Estados Unidos, firmado por el presidente liberal Tomás Cipriano de Mosquera (uno de los autores intelectuales del asesinato de Sucre y su descendencia continua teniendo el control político en el departamento del Cauca a través del poder que da la propiedad de la tierra), que le daba facultades a ese país para intervenir en Panamá.

Las Sociedades Democráticas apoyaron la candidatura presidencial del general bolivariano José Hilario López, que proponía abolir la esclavitud. Entonces las elecciones eran indirectas, los ciudadanos varones elegían compromisarios. Aprovechando la división conservadora, López obtuvo más votos que cualquiera de los tres candidatos conservadores y el pueblo de Bogotá se levantó en su apoyo para evitar que los conservadores se unieran. Elegido presidente, se aprobaron en 1850 dos leyes propuestas por su ministro de Hacienda Manuel Murillo Toro, una de reforma agraria según la cual el cultivo debe ser la base de la propiedad de la tierra, y otra que limitó la tasa de interés para librar al pueblo de la usura; y el 21 de mayo de 1851 se decretola ley de libertad de los esclavos 31 años después de la batalla de Boyaca.

Los conservadores dirigidos por el amo esclavista Julio Arboleda, se levantaron en armas contra las nuevas leyes, argumentando que López expulsó a los jesuitas, por oponerse a las reformas. En Cundinamarca la rebelión conservadora fue dirigida por los hermanos Pastor y Mariano Ospina y para contenerla José Hilario López llamó a Melo, lo rehabilitó y ascendió a general, encontrando gran aceptación en la tropa y logrando derrotar a los sublevados de Guasca. Tras la derrota de la rebelión conservadora, el 19 de junio de 1852 fue designado Comandante del Ejército en Cundinamarca.

La revolución de los artesanos logró sostenerse en el poder entre abril y diciembre de 1854, pero pronto, contando con armas enviadas por mar desde Estados Unidos y Europa sus enemigos organizaron ejércitos para derrocarla. Tomás Cipriano de Mosquera organizó, financió y dirigió el ejército del norte que marchó desde Barranquilla. José Hilario López encabezó el ejército del sur, que viajo desde el Cauca y el Huila, y Joaquín París comandó la división del Alto Magdalena que con tropas antioquenas cruzó el río magdalena por Honda. Los tres ejércitos se encontraron en la sabana y el ex presidente Pedro Alcántara Herrán fue encargado del mando conjunto. Por tres lados atacaron Bogotá, defendida por Melo con siete mil hombres, veteranos de Cundinamarca y voluntarios artesanos. Mosquera atacó por el norte y con el mando del general panameño Tomas Herrara se tomó calle por calle, desde San Diego hasta la plaza de San Francisco donde estaba el comando de Melo. López atacó desde el sur y París desde occidente por San Victorino. Herrán tomó las alturas del barrio Egipto. En la plaza mayor confluyeron los tres ejércitos que restablecieron el poder de terratenientes y los partidarios del libre cambio que no permitieron el desarrollo de una industria nacional.

Los orígenes del paramilitarismo

Las raíces del paramilitarismo se encuentran en la vieja práctica de las elites colombianas de utilizar la violencia para obtener y mantener sus propiedades y sus privilegios en connivencia con el Estado. Los antecedentes más cercanos se encuentran en los grupos que surgieron en la violencia de los años cuarenta y cincuenta … (cuando) … Grupos privados, como los denominados Pájaros o chulavitasoperaron con el apoyo y la complicidad de las autoridades.

El magnicidio Jorge Eliecer Gaitan 9 de abril de 1948

Jorge Eliecer Gaitán   fue candidato a  la presidencia de Colombia en 1946 la cual  le fue burlada por el sector oficialista y oligarca del partido liberal (los Lopez, los Santos y los Lleras) que  presento a  Gabriel Turbay como su candidato. Esto permitió que ante un liberalismo dividido triunfara el candidato del partido conservador Mariano Ospina Pérez para el periodo 1946-1950. Con Mariano Ospina Pérez regresan los conservadores al poder, excluyen a los liberales, echan para atrás las tibias reformas logradas por López y tratan de imponer una nueva “hegemonía” recurriendo al terrorismo de Estado.

Este Régimen conservador  desato un periodo de violencia cruel y despiadada contra el pueblo  en el campo y en la ciudad. En esta época fueron creados los pájaros y los chulavitas que para aquel tiempo  eran lo que hoy son los paramilitares, a partir del gobierno godo de Ospina Pérez se  inicia la negra noche de la violencia en Colombia que dejo como resultado 300. 000 víctimas. Gaitán recorre el país denunciando como responsable de esa situación al partido conservador, a Ospina Pérez, a los terratenientes y al sector oficialista del partido liberal, realiza multitudinarias manifestaciones como la marcha por la Paz en Bogotá, se hace jefe del partido Liberal y se da como un hecho que será candidato único para las elecciones a realizarse en 1950. Este anhelo del pueblo liberal y revolucionario de Colombia es truncado el 9 de abril de 1948 a la 1 de la tarde cuando salía de su oficina de abogado y es asesinado de tres tiros de revolver 38 por un individuo de apellido Roa, autor material del magnicidio. Los autores intelectuales, el pueblo ha señalado a la tripleta conformada: 1 La CIA y el Pentágono, 2 El Régimen conservador de Ospina Pérez, 3 La oligarquía Colombiana.

La violencia alcanza formas  de horror inimaginables. El asesinato de Gaitán produjo un levantamiento popular espontáneo que amenazo todo el ordenamiento institucional vigente. Ante la inminencia del peligro los conservadores maniobran rápida e inteligentemente; ofrecen a los liberales varios ministerios y otros cargos en la administración pública, los cuales estos aceptan alborozados pregonando a sus seguidores: “el partido liberal ha vuelto al poder”, y desactivan con ello el formidable movimiento de masas armadas que se habían apropiado de escopetas, revólveres, machetes, palos etc. Fortaleciéndose con el armamento tomado al atacar cuarteles y puestos de policía y al lograr que una parte de los uniformados actuara conjuntamente con el pueblo

En una serie de municipios el pueblo enardecido destituyo alcaldes, inspectores, empleados públicos  y comandantes de policía…, tomando el gobierno durante varios días o meses; las embestidas del ejército oficial fueron repelidas con determinación y sustituidas por juntas provisionales de gobierno con la representación y participación popular, algo que no había ocurrido en el país desde la época de las Juntas Patrióticas que en el siglo XIX iniciaron el grito de rebeldía que condujo a proclamar la independencia de las colonias del dominio de la corona española.

La Conferencia Panamericana.

Desde el arribo al poder en 1946, el conservatismo aprovechando el aparato del  Estado bajo la dirección de Mariano Ospina Pérez, primero, y luego  por Laureano Gómez, perseguía por igual a liberales y comunistas.

 Por los días del 9 del abril estaba reunida en Bogotá la Conferencia Panamericana la misma que creo el TIAR (tratado de Interamericano de Asistencia Recíproca) y al ministerio de Colonias  de los Estados Unidos la OEA. Inmediatamente este organismo sin ruborizarse corrió a culpar del magnicidio al comunismo Internacional. Después del asesinato de Gaitán se produjo en toda Colombia un sacudón popular que ha sido llamado el Bogotazo, el pueblo se tomó las calles y destruyo todo lo que representa  el poder oligarca, la dirigencia traidora liberal, la de los Lleras, los López, los Santos, en lugar de encabezar la rebelión popular y dirigir la toma del palacio de San Carlos (residencia presidencial) y de las sedes policiales y militares dejaron al pueblo descabezado y esta insurrección se tornó solo en destrucción y saqueo, ellos, la dirección liberal corrieron a la sede presidencial a darle el apoyo al asesino  Ospina Pérez a través de un gobierno de Unidad Nacional.  Hasta hoy el crimen de Gaitán permanece en la impunidad. En las elecciones de 1950 en las cuales solo participa el partido conservador, sale electo presidente Laureano Gómez Castro que llevo a cabo la política de  “a sangre y fuego”  y “tierra arrasada” contra el pueblo colombiano.

El golpe militar de Gustavo Rojas Pinilla en junio de 1953.

Las guerrillas liberales se entregaron y entregaron sus armas a instancias de la dirección nacional liberal. Las guerrillas revolucionarias entraron en un periodo de repliegue pero no se entregaron ni entregaron sus armas. El movimiento de Autodefensa bajo la dirección revolucionaria tampoco se entregó ni entrego sus armas.

La guerrilla de los llanos orientales, las de Yacopi, la de Urrao, las de Santander, las de Boyacá, bajo dirección liberal se entregaron y entregaron las armas. Luego la mayoría de sus dirigentes y especialmente sus jefes, comenzando por Guadalupe Salcedo fueron cayendo asesinados a manos de los mecanismos de inteligencia y seguridad del Estado por la policía y el ejército.

La estrategia del Estado colombiano de formar, entrenar, armar y utilizar organizaciones armadas al margen de la ley contra aquellos que considera sus enemigos no es reciente

Un hecho que atornillo la doctrina militar del enemigo interno que venía de la década del 40 fue el envío del batallón Colombia a la guerra de Corea, guerra en la cual el ejército colombiano no tenía ni arte ni parte, una vez llegado el batallón Colombia recibió su bautismo de sangre en la represión de las marchas estudiantiles  en Bogotá el 8 y 9 de junio de 1954 en conmemoración de la muerte del estudiante universitario Gonzalo Bravo Pérez en 1928.

La misiónYarborough

En octubre de 1962 llegó a Colombia el general William Yarborough quien era comandante del SpecialWarfare Center de Fort Bragg en Carolina del Norte, el mismo que sirvió de cuartel general a la 82 División, conocida como la de los  Boinas Verdes, recordados por su participación en la guerra de Vietnam. La misión Yarborough ordeno crear organizaciones nuevas de tipo antiterrorista y grupos de lucha anticomunista al igual que la organización de grupos paramilitares secretos para llevar a cabo operaciones violentas contra la oposición. 

Blindaje Jurídico del paramilitarismo

En los sesenta, se estableció el fundamento jurídico para la conformación de grupos de autodefensa bajo el auspicio y control de las fuerzas armadas, mediante el decreto legislativo 3398 de 1965, que fue convertido en legislación permanente por la ley 48 de 1968.

Después se expidió la Resolución 005 por medio de la cual se aprobó el llamado “Reglamento de Combate de Contraguerrillas”. Para ese entonces se recomendó desde Estados Unidos “Si una guerra limitada convencional entraña demasiados riesgos, entonces las técnicas paramilitares pueden proveer una manera segura y útil que permita aplicar la fuerza a fin de lograr los fines políticos”.

El presidente Ernesto Samper Pizano (1994-1998), impulsó las Asociaciones Comunitarias de Vigilancia Rural, “Convivir”, como una forma de regularizar el paramilitarismo, las Convivir tuvieron su respaldo legal en los Decretos 2535 de 1993 y 356 de 1994 con la función de contribuir con labores de inteligencia para las fuerzas armadas .

El paramilitarismo como estrategia contrainsurgente en Colombia ha sido una política de Estado, no ha sido un hecho aislado o coyuntural, ha correspondido a una ideología de terrorismo de Estado con sus naturales variaciones dependiendo de las circunstancias de cada momento.

Los paramilitares, entre otras cosas, son parte de la política contrainsurgente impuesta por Estados Unidos a Colombia.

Julio César Turbay Ayala (1978-1982), será recordado por la frase del coronel Ñungofungiendo como fiscal en un consejo verbal de guerra realizado en la época, señaló “que tratándose de perseguir a la subversión, era preferible condenar a un inocente que absolver a un culpable”. Ese periodo será recordado por el uso continuado del Estado de Sitio, la militarización de la vida nacional. Otorgamiento de funciones judiciales a las fuerzas militares, torturas etc. Un mes después de su posesión, el presidente Turbay, haciendo uso de las atribuciones del régimen de Estado de Sitio, decretado desde 1976 por López Michelsen para contener las huelgas de médicos y trabajadores bancarios, expidió el Estatuto de Seguridad -Decreto 1923/98-, que creó nuevas conductas delictivas, aumentó las penas de ciertos delitos y otorgó a la justicia penal militar la facultad de investigar y juzgar a los sindicados de tales conductas.


En los años ochenta, en el contexto de la política de  paz impulsada por el presidente Belisario Betancur Cuartas (1982-1986), los militares, la derecha y los narcotraficantes consideraron que el Estado había otorgado ventajas inadmisibles a las guerrillas y desde su perspectiva ideológica e intereses se consideraron obligados a asumir la defensa del establecimiento y para ello impulsaron, crearon y financiaron grupos paramilitares como estrategia contrainsurgente En este ambiente fueron incrementadas las organizaciones paramilitares, como complemento a la lucha antisubversiva. Un balance general del desarrollo del paramilitarismo de los años comprendidos entre 1979 y 1994, refleja la persecución sistemática, el hostigamiento, la detención arbitraria, la práctica de la tortura y la realización de consejos verbales de guerra que caracterizaron la administración del presidente Julio César Turbay Ayala (1978-1982).  De ahí se pasó a la utilización de la amenaza, el asesinato selectivo y las masacres, durante la administración Belisario Betancur Cuartas (1982-1986). Luego se llegó a las prácticas de la violencia expresada en detención-desaparición, y masacres colectivas que caracterizaron las administraciones de Virgilio Barco Vargas (1986-1990) y César Gaviria Trujillo (1990-1994).Siendo ministro de gobierno de Virgilio Barco Vargas,  Cesar Gaviria Trujillo en 1987 reconoció  en una sesión del parlamento  colombiano la existencia de 187 grupos paramilitares   a  los  pocos  meses del mismo año en octubre cae asesinado Jaime Pardo Leal que había participado como candidato presidencial  de la Unión  Patriótica, obteniendo una respetable votación 330 mil votos.

Se eligieron 9 representantes a la Cámara y 5 Senadores, con el asesinato de Jaime Pardo Leal se da inicio al exterminio  de la Unión Patriótica (Movimiento Político salido de los Acuerdos de La Uribe), no hay ninguna  autoridad ni política, ni judicial, ni militar que diga esta boca es mía para condenar o investigar o atrapar a los autores materiales e  intelectuales de este cruel genocidio.

Cesar Gaviria Trujillo en lugar de declararle la guerra al paramilitarismo nos declaró la guerra Integral y nos prometió acabarnos en 18 meses, y el mismo dia de las elecciones  para sacar delegados a la Constituyente, el 9 de diciembre de 1990 se inicia el operativo, desembarco y bombardeo a Casa Verde

El presidente Ernesto Samper Pizano (1994-1998), por medio de su ministro de defensa, Fernando Botero Zea, impulsó las Asociaciones Comunitarias de Vigilancia Rural, “Convivir”, Las Convivir, tuvieron su principal epicentro en el Departamento de Antioquia, donde fungía como gobernador Álvaro Uribe Vélez.  

El gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002). .Los paramilitares intensificaron considerablemente sus acciones entre 1999 y 2001, y fueron responsables de 449 masacres y del 80 % de los muertos. Durante el régimen de Pastrana no se hizo nada por desmontar los paramilitares. Pastrana no tenia vocación de paz, utilizo los diálogos del Caguán para modernizar, crecer y profesionalizar las fuerzas armadas, para ganar tiempo y dejó como herencia a su sucesor el Plan Colombia y 10 mil millones de dólares, para hacer de Colombia un solo campo de combate. Por eso no le fue muy difícil el 21 de febrero de 2002 declarar rotos los diálogos del Caguán e iniciar los desembarcos y bombardeos a los 5 municipios del área del despejedespués de terminada su alocución presidencial.

Uribe Vélez dos periodos (2002-2006; 2006-2010) Las diferencias de Uribe con las anteriores administraciones era que este no se preocupaba de guardar las apariencias, las relaciones con los paramilitares eran publicas los paramilitares como Job, ingresaban al palacio de Nariño sin ningún problema la política se paramilitarizo. El parlamento llego a tener en tiempos de Uribe el 30% de sus integrantes.

Durante sus dos períodos presidenciales, Álvaro Uribe basó sus políticas en la llamada seguridad democrática. Durante su gobierno Uribe intensifico el asesinato de jóvenes   que eran presentados por los medios de comunicación, que eran presentados como guerrilleros muertos en combate.

El Centro de Investigación para la Educación Popular registró entre 1990 y 2009 un total de 1.613 de ejecuciones extrajudiciales. El panorama podría ser peor, pues sólo entre el 2004 y el 2008 hubo 3.000 víctimas de esa violencia, según la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU.

Colombia gastó en defensa entre 2006 y 2010, segundo periodo de mandato de Uribe, alrededor de 21.439 millones de dólares.  La cantidad de dinero gastada en la guerra durante sus ocho años de gobierno fue exorbitante.

PTN Amaury Rodríguez. Pondores. Conejo. Fonseca. La Guajira

Venezuela Aurrera

Coprorebeldia

La Mancheta

Informes especiales

Constituyente somos todos

Contáctanos

Agencia Bolivariana de Prensa
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Clave Pública GPG

JSN Boot template designed by JoomlaShine.com